Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

UNESCO destaca el papel económico de la industria de la cultura en las ciudades

Foto: UNESCO/Francesco Bandarin
10-17-2016Ecuador.jpg
(19 de octubre de 2016).- Las actividades culturales tienen el poder de hacer de las ciudades lugares más prósperos y seguros, subraya un nuevo informe de la UNESCO presentado en Quito, Ecuador, en el marco de la Conferencia de la ONU sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible, Hábitat III.

El documento sostiene que la industria de la cultura debe ser integrada totalmente en las estrategias públicas para asegurar la sostenibilidad del crecimiento económico y el bienestar de sus residentes.

Las tendencias actuales muestran que la urbanización continúa aumentando a gran velocidad, remarcó la UNESCO. Señaló que el mundo tendrá 31 mega ciudades para el año 2030, urbes que albergarán al menos 10 millones de habitantes.

El patrimonio material e inmaterial, las bibliotecas, los teatros y museos, así como la producción creativa y artística forman parte de un importante sector económico, explicó en una entrevista Francesco Bandarin, director general adjunto para Cultura en la UNESCO.

"Hicimos algunos estudios en 12 países, algunos de América Latina, también en Colombia, para ver cuál es el peso del sector cultural en la economía. Es muy sorprendente ver que tiene un peso enorme, entre el 6% y el 7%. Es como un sector industrial, sólo que no está contado en las estadísticas nacionales. Por eso estamos haciendo mucho trabajo para hacer nuevas estadísticas nacionales y locales y mostrar que la cultura tiene un papel muy importante dentro de la economía", dijo.

El informe también identifica estrategias innovadoras para la preservación de viviendas en zonas históricas, esenciales para mantener el carácter e identidad de esas áreas.

Pone como ejemplo el caso de Quito, sede de Hábitat III, donde se han entregado subsidios públicos a propietarios para la restauración de sus casas y para impedir que los centros históricos se hagan elitistas.

Con información del Centro de Noticias de la ONU