Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Trata de migrantes, un negocio mortal

Foto: UNODC
trata migrantes.jpg (23 de marzo de 2017).- Los movimientos de migrantes y de refugiados por los conflictos, la violencia o los desastres naturales ponen a estas personas en una situación de alto riesgo a ser víctimas de la trata y tráfico de personas, advirtió la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

En entrevista con ONU México, Antonio Mazzitelli, Representante de UNODC en México, que los traficantes se aprovechan de la vulnerabilidad de las personas migrantes y sus familias, especialmente de mujeres, niños y niñas.

"Las mujeres, los niños y las niñas ya tienen un alto riesgo de ser víctimas del crimen de la trata de personas. Además, si tienen que huir de una situación de conflicto o de desastre natural, se vuelven aún en riesgo", explicó.

En la medida en que aumenten los obstáculos a la migración para que los flujos migratorios no logren avanzar a sus destinos, estas personas se entregan a traficantes de migrantes, en los cuales existen organizaciones de trata de personas que usan a las personas migrantes indocumentadas.

Según estimaciones de la UNODC, el 79% de las víctimas de trata detectadas fueron mujeres y niños que se encontraban fuera de su país de origen.

Antonio Mazzitelli indicó que si bien la atención mediática se ha concentrado recientemente en la crisis migratoria en el mar Mediterráneo, la región iberoamericana ha sufrido durante décadas los efectos perniciosos del tráfico ilícito de migrantes, exponiendo a miles de ellos a violaciones de derechos humanos y generando, para las redes criminales, millones de dólares en ganancias.

"Muchos huyen de conflictos armados, debacles económicas o el hostigamiento por motivos religiosos, se entregan a manos de los traficantes y cruzan por mar - en embarcaciones - o por tierra, de manera hacinada en transportes de carga. Es una situación que nos duele como humanidad y consideramos que la persecución penal de esas redes de traficantes constituye uno de los retos más serios de los Ministerios Públicos", aseguró.

Para contrarrestar esta situación, Mazzitelli comentó que es necesario que los países faciliten los flujos migratorios, regularlos, y traten de entender las condiciones individuales de cada migrantes porque algunas de estas personas pueden ser refugiadas.

"En el caso del refugiado, hay convenciones y protocolos internacionales que garantizan el derecho del refugiado a su acogida", dijo.

El Representante de UNODC destacó la necesidad de informar a los migrantes que si bien tienen derecho a migrar, también deben estar conscientes de que hay riesgos relacionados a la migración, como lo es entregarse a organizaciones criminales que pueden ofrecerles un viaje más seguro, pero en realidad aumenta su vulnerabilidad a ser víctimas de trata.

"Hay que facilitar y regular los flujos migrantes, hacer que el migrante pueda encontrar la manera de migrar de forma segura y regular; y al mismo tiempo combatir la persecución de las organizaciones de tráfico de migrantes, a través de investigaciones. Estamos hablan de cadenas muy bien articuladas que ofrecen esta tipología de servicios, pero ponen en peligro el deber de los Estados soberanos de garantizar la seguridad en su propio territorio", afirmó Mazzitelli.

La cooperación internacional también es importante para combatir el tráfico ilícito y la trata de migrantes para que haya un trabajo conjunto entre los países de origen, de transito y de destino de las personas migrantes y refugiadas, así como una armonización de la legislación, validación de prueba y protección de las víctimas de estos delitos.

"Si queremos combatir estos fenómenos, junto a la persecución y a la prevención, los ordenamientos y legislaciones tienen que garantizar la víctima y protegerla para que colabore a perseguir a los traficantes, ofreciendo beneficios y protección de ley y no expulsión. Necesitamos que la víctima de trata pueda colaborar con las instituciones judiciales para enjuiciar y llevar a los tratantes a la cárcel", expuso Antonio Mazzitelli.

UNODC lanzó en octubre pasado la campaña #NegocioMortal, para combatir el tráfico ilícito de migrantes. La iniciativa pretende alertar a los migrantes sobre los riesgos que conlleva el uso de traficantes para cruzar de manera irregular las fronteras; además, persigue articular el diálogo inter-institucional entre los actores del sector justicia para profesionalizar la investigación del delito, fortaleciendo los esquemas de protección a migrantes objeto de tráfico.

Entrevista con Antonio Mazzitelli