Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Se alcanza un máximo alarmante en las violaciones de los derechos humanos de los parlamentarios

Foto: UIP/Joel Sheakoski
parlamentarios UIP Joel Sheakoski.JPG
(09 de diciembre de 2016).- El año 2016 ha registrado un fuerte aumento en el número de parlamentarios que han sufrido violaciones de sus derechos fundamentales, o que han afirmado haberlas sufrido, según las estadísticas de la Unión Interparlamentaria (UIP) que subrayan una vez más los peligros que afrontan los parlamentarios de todo el mundo en el ejercicio de su mandato y de su derecho a la libertad de expresión.

Con motivo del Día de los Derechos Humanos de 2016 que se conmemora este sábado 10 de diciembre, la UIP publicó este viernes el documento Violaciones de los derechos humanos de los parlamentarios - 2016, en el Comité de Derechos Humanos de los Parlamentarios de la Unión muestra un aumento general en las violaciones de los derechos humanos de los parlamentarios por tercer año consecutivo.

En 2016, el Comité examinó la situación de un total de 459 parlamentarios de 42 países en comparación con los 320 parlamentarios de 43 países en 2015, y los 311 parlamentarios de 41 países en 2014. Durante el año que nos ocupa, se presentaron al Comité nuevos casos relativos a 196 parlamentarios.

Las violaciones de los derechos humanos afectaron a parlamentarios de todo el mundo: 155 parlamentarios de las Américas (34%), 110 de Asia (24%), 89 de África (19%), 63 de Europa (14%), 39 de Oriente Medio y Norte de África (8%) y 3 del Pacífico Sur (1%).

En comparación con años anteriores, el año 2016 ha registrado un incremento repentino de casos nuevos en América Latina, Europa y, en menor medida, Asia, y ha experimentado un significativo descenso de casos en África y Oriente Medio y Norte de África (MENA). Por primera vez en los últimos años, se han remitido al Comité casos relativos a parlamentarios del Pacífico Sur.

La mayoría de estos parlamentarios forman parte de la oposición (73%), aunque un significativo número de parlamentarios (25%) corresponden a los partidos gobernantes. En general, el 80% de los parlamentarios afectados son hombres y el 20% mujeres (frente al 88% y el 12% respectivamente en 2015).

Los juicios y otros procedimientos sin las debidas garantías se han convertido en el tipo más habitual de violación en 2016 (al subir del 18,1% en 2015 al 24,6% en 2016), seguido de la suspensión y pérdida abusivas del mandato parlamentario, que han experimentado un considerable aumento desde el 12,3% en 2015 hasta el 20,7% en 2016.

Las violaciones de la libertad de expresión se mantienen relativamente estables (con un incremento del 2% en comparación con las cifras de 2015), mientras que las detenciones y los arrestos arbitrarios disminuyeron significativamente (10,8% en 2016 frente al 18,7% en 2015).

"Estas cifras son sumamente preocupantes. A la UIP le inquietan el aumento del recurso a las acciones judiciales y de la exclusión ilícita de la vida política como medio para silenciar las voces críticas. El uso de procesos judiciales como un instrumento para castigar la disensión política pacífica revela un preocupante patrón de represión que socava la capacidad de los parlamentarios y de los parlamentos de cumplir su misión institucional", afirmó el Secretario General de la UIP, Martin Chungong.

"En medio de unos niveles cada vez mayores de represalias contra los parlamentarios por ejercer su libertad de expresión en todo el mundo, ahora más que nunca es imprescindible que los parlamentarios demuestren una mayor solidaridad con aquellos pares cuyos derechos fundamentales han sido violados", añadió.