Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Retiran "Matthew" y "Otto" de lista de nombres de huracanes por los graves daños que causaron

Foto de archivo: MINUSTAH
Haiti Matthew Minustah 3.jpg (28 de marzo de 2017).- "Matthew" y "Otto" son nombres que no se utilizarán más para designar a huracanes futuros debidos a los graves daños que estos fenómenos meteorológicos causaron en 2016, informó este martes la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Ambos huracanes se formaron en el Atlántico y causaron cuantiosos daños y pérdidas de vidas humanas en el Caribe.

La OMM los ha sustituido por los nombres "Martin" y "Owen", que no se usarán hasta 2022, cuando, según el orden establecido, corresponde volver a usar la misma lista de nombres de la temporada 2016.

El Comité de Huracanes de la IV Región de la OMM, que abarca a América del Norte y Centroamérica y el Caribe adoptó esa decisión en una reunión celebrada en Costa Rica.

La temporada de 2016 será recordada por el devastador ciclón Matthew, de categoría 5, el más fuerte desde 2007 y el más mortal desde 2005, que a su paso en septiembre dejó 585 muertos, la mayoría de ellos (546) sólo en Haití. En la isla caribeña, el huracán afectó a 2.4 millones de personas, de las cuales 1.4 necesitaron ayuda humanitaria. En la región Grand Sud de Haití, el ciclón dañó al 85% de los edificios.

El devastador huracán Matthew pasó sobre la costa oriental de Cuba, el oeste de República Dominicana, el norte de Colombia, Bahamas, el sudeste de Estados Unidos y llegó a afectar incluso a Canadá en sus últimos coletazos.

Por su parte, Otto batió un récord en la cuenca atlántica al ser el huracán más tardío, ya que se formó el 22 de noviembre en el suroeste del Caribe, un día después de que lo hiciera en 1969 el ciclón Martha.

Otto se intensificó rápidamente y se convirtió en huracán de categoría 3 antes de tocar tierra en el sur de Nicaragua.

Las fuertes lluvias e inundaciones que dejó a su paso se cobraron la vida de 11 personas en Centroamérica.

La temporada de huracanes en el Atlántico comienza el 1 de junio y finaliza el 30 de noviembre.