Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Recortes en infancia deben ser la última opción

Foto: UNICEF
UNICEF niña.jpg (27 de octubre de 2016).- Los Objetivos de Desarrollo Sostenible se podrán alcanzar en América Latina sólo si se invierte más y mejor en los niños y niñas.

Esto fue la conclusión de los países participantes en el "Seminario Internacional: Hacia una mejor inversión en la infancia, en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)", realizado esta semana en México y organizado por UNICEF, Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA) y la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID).

En el seminario se propuso evaluar la conformación de un grupo de trabajo específico para impulsar acciones y políticas encaminadas a asegurar presupuestos suficientes, equitativos, progresivos y de calidad para hacer efectivos los derechos de niñas, niños y adolescentes en América Latina y el Caribe.

"Se propone una hoja de ruta que defina las prioridades y aspiraciones para avanzar hacia resultados más efectivos a través del monitoreo de acciones estratégicas con sus respectivos indicadores," dijo Ricardo Bucio, Secretario Ejecutivo del SIPINNA.

Esta hoja de ruta se plantea como guía para poder acompañar los esfuerzos nacionales, a través del intercambio de experiencias, información y buenas prácticas que han logrado impactos en los derechos de la infancia, así como la identificación de los avances y retos que puedan nutrir estrategias para una inversión pública consecuente con los ODS y los derechos de niñas, niños y adolescentes.

Gina Casar, Directora Ejecutiva de la AMEXCID, comentó que "se espera que los trabajos realizados en el Seminario se vean reflejados en acciones, proyectos de cooperación y sobre todo en una mejor, eficaz y eficiente inversión en la infancia para garantizar los derechos y el desarrollo de niñas, niños y adolescentes".

"Todos los niños y niñas tienen derecho a sobrevivir, a alimentarse adecuadamente, a gozar de buena salud, a recibir una educación de calidad y a ser protegidos contra la violencia, el abuso y la explotación. Los niños y niñas sanos y bien educados tienen el potencial de convertirse en adultos productivos, capaces de contribuir a una mejor sociedad", dijo por su parte Christian Skoog, Representante de UNICEF en México.

Reiteró que, tal y como detalla la Observación N° 19 del Comité sobre los Derechos del Niño, "aún en tiempos de crisis económica, la inversión en la infancia en este grupo de países sólo se puede recortar como último recurso, después de considerar todas las demás posibilidades y, en particular, la inversión en la niñez con mayor desventaja. Es decir, hay que mantener y hacer más progresiva la inversión en infancia".

Tras reconocer el elevado retorno que tiene la inversión realizada por un país en los niños, niñas y adolescentes, los expertos señalaron que se debería prestar atención no sólo a la cantidad de ese gasto (cuánto y en qué se gasta), sino también la calidad de esa inversión (que el dinero se gaste bien y que produzca resultados reales sobre los niños).

Añadieron que, además de poner la mirada en los presupuestos nacionales, se debe prestar especial atención a los presupuestos subnacionales (estatales y municipales) por su impacto directo en la protección de los derechos de la infancia en condiciones más vulnerables.