Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Proyectos de Brasil, Costa Rica, Ecuador y Puerto Rico ganadores de la Convocatoria Pública de Prácticas Innovadoras de la Nueva Agenda Urbana

Foto: ONU-Habitat
ONU habitat concurso Agenda urbana.JPG (05 de enero de 2017).- Proyectos de Brasil, Costa Rica, Ecuador y Puerto Rico fueron ganadores de la Convocatoria Pública de Prácticas Innovadoras de la Nueva Agenda Urbana, una iniciativa conjunta de ONU-Habitat, Mercociudades, Flacma, el gobierno de España y el Foro Iberoamericano de Mejores Prácticas.

"Fue complejo evaluar los proyectos de acuerdo a todos los indicadores. Unos puntuaban muy fuerte por ejemplo en legislación urbana, pero no incluían temas transversales, como género ni jóvenes, de esta manera calificaron más bajo", afirma el coordinador de la campaña Ciudades Seguras para las Mujeres de Actionaid, Marcelo Montenegro.

El comité de evaluación del concurso recibió 146 candidaturas de 16 países. Las naciones que enviaron más candidaturas fueron Brasil, México y Colombia. Como parte del proceso de la convocatoria, un comité técnico compuesto por miembros de diferentes organizaciones y expertos en diversas temáticas de la región seleccionaron cuatro proyectos, siendo ellos:

Proyecto ENLACE del Caño Martín Peña, presentado por el Fideicomiso de la Tierra del Caño Martín Peña, de San Juan, Puerto Rico. La iniciativa busca recuperar un cuerpo de agua degradado por medio del desarrollo integral y equitativo de ocho comunidades (30,000 personas), en asentamientos informales a partir de la participación ciudadana y alianzas público-privadas. El proyecto además busca regularizar la tierra asegurando vivienda adecuada y el no desplazamiento por el aumento del valor del suelo.

El Plan de Mejoramiento Integral de Barrios Periféricos de Cuenca, presentado por el Gobierno Autónomo Descentralizado Municipal de Cuenca, Ecuador. El proyecto tiene como objetivo principal el mejoramiento integral del hábitat en diez barrios vulnerables y periféricos priorizados de la ciudad de Cuenca, llevado a cabo mediante un proceso participativo con la población; a través de un modelo integral de actuación, basado en la Nueva Agenda Urbana, que busca ser replicable en otros entornos.

Espacios de Dulzura, de la municipalidad de Curridabat, Costa Rica. El objetivo principal es instalar la conservación natural como actividad urbana por medio de la creación de redes de centralidades barriales que integren a la naturaleza en la vida de las comunidades. Lo anterior contempla la renovación de espacios públicos existentes y el diseño y construcción de áreas y redes complementarias nuevas a partir del trabajo de equipos multidisciplinarios y procesos participativos con las comunidades beneficiadas.

El Plan Director Estratégico del Municipio de São Paulo, presentado por la Secretaría Municipal de Desarrollo Urbano de la Ciudad de São Paulo. El propósito del Plan es hacer la ciudad más humana, moderna y equilibrada, a través del empleo y la vivienda para enfrentar las desigualdades socio-territoriales. Para ello, establece la defensa de un proyecto democrático de ciudad, inclusivo, ambientalmente responsable, productivo y sobre todo, de mejora en la calidad de vida.

"Fue interesante ver de manera concreta la diversidad de temas y puntos de entrada para abordar diferentes retos del desarrollo urbano a nivel local presentados por los proyectos", dijo la Coordinadora del Programa de Mejores Prácticas para América Latina y el Caribe, Carolina Guimarães.

Cuatro proyectos recibieron mención honorífica. El programa de vivienda "Desarrollo Social Comunitario en Hogares Soacha" (Colombia); "Construcción de Comunidades hacia el cumplimiento del Derecho al Proyecto Integrado", de Cochabamba (Bolivia); "Reciclando Hogares Urbanos con Alquileres Tutelados", de Buenos Aires (Argentina) y el Parque Linear Rachel de Queiroz, de Fortaleza (Brasil).

Todos se destacan por aportar innovación con alto potencial de transferencia y perspectiva de género, como el caso de los alquileres tutelados en áreas centrales de la ciudad o los parques lineares en áreas vulnerables. Ambos crean ambientes más incluyentes y dignos. Estos proyectos son ejemplos claros del trabajo hacia el derecho a la ciudad para todas y todos.