Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Países de América Latina lideran la acción climática y la tarificación del carbono

Foto de archivo: UNECE
unece-contamination-clean-air.jpg
(03 de octubre de 2016).- Los países de América Latina y el Caribe se encuentran entre los más ambiciosos en materia de lucha contra el cambio climático y están haciendo cada vez más uso de los mercados para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y enverdecer sus economías.

Según el Banco Mundial, más de dos tercios de los países de América Latina y el Caribe hacen referencia en sus planes climáticos a los instrumentos de tarificación del carbono basados en el mercado; con el fin de lograr el objetivo clave del histórico Acuerdo de París sobre el cambio climático, que es limitar el aumento de la temperatura media global a lo más cerca posible a 1,5 grados centígrados para evitar los peores impactos del calentamiento global.

Esta fue la principal conclusión del Foro Latinoamericano y del Caribe del Carbono que se llevó a cabo en Panamá del 28 al 30 de septiembre.

Daniele Violetti, Jefe de Gabinete de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), dijo que: "Ahora que nos encontramos en el umbral de la entrada en vigor y la subsiguiente implementación del Acuerdo de París, los gobiernos y el sector privado en la reunión de Panamá han sido muy claros afirmando que sus trayectorias de desarrollo futuro deberán ser bajas en carbono y sostenibles".

"Los numerosos ejemplos de la transición hacia economías bajas en emisiones de carbono discutidos en esta reunión son muy alentadores y es importante que se den a conocer con antelación a la conferencia sobre cambio climático de la ONU en Marrakech el próximo noviembre, donde los gobiernos en todos los niveles, la sociedad civil y la comunidad empresarial continuarán acelerando las acciones requeridas enverdecer sus economías", agregó.

En el foro de carbono, la Vicepresidenta de Panamá Isabel St. Malo anunció que Panamá está preparando un mercado nacional de carbono, con el objetivo de ayudar al país y a toda la región a desarrollarse de manera sostenible y cumplir con los objetivos de su plan de acción climática bajo el Acuerdo de París.

"Catorce países latinoamericanos y del Caribe junto con Panamá han liderado y activado sus engranajes nacionales para asegurar la pronta entrada en vigor de este acuerdo. Reconocemos que somos tanto parte de la problemática climática como parte de la solución, y queremos ser líderes en acción climática", dijo la Vicepresidenta.

Foto: CMNUCC
Panamá.jpg También mencionó que Panamá planea convertirse en un hub de carbono para la región, facilitando la colaboración entre los agentes públicos y privados en la lucha contra la deforestación y a la vez promover una cultura de gestión forestal sostenible y el comercio de las reducciones de emisiones internacionales.

Entre otros ejemplos de los avances que la región está experimentando respecto a los mercados del carbono, se mencionaron a México que se prepara para lanzar en noviembre un esquema piloto de comercio de derechos de emisiones que durará 12 meses, con anticipación a la completa implementación del mercado nacional de carbono en 2018.

"Gran parte de la experiencia en mercados de carbono de México hasta la fecha proviene de su participación en el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL), uno de los mecanismos basados en mercado incluidos en el Protocolo de Kyoto", señaló CMNUCC.

Grandes empresas brasileñas también están preparándose para la fijación de un precio nacional sobre el carbono, mientras que Chile informó sobre la aplicación de un precio a las emisiones de ese gas, además de mostrar su interés en unirse a otros países en un mercado regional de carbono.

A través de la región de América Latina y el Caribe, existe la posibilidad de una mayor participación en el mercado, especialmente en instrumentos enfocados en la agricultura y la silvicultura.

Varios países, entre ellos Colombia, Brasil, Chile, México y Perú han identificado importantes oportunidades de inversión en energías renovables y ahora están explorando cómo los mercados de carbono pueden ser involucrados para apoyar este tipo de inversiones.

De acuerdo con la Corporación Financiera Internacional, América Latina y el Caribe probablemente verá un billón de dólares estadounidenses en oportunidades de inversión en energías limpias al 2040, de los cuales se espera que 600 mil millones de dólares se materialicen en 2030.

Foto: CMNUCC
ciudad.jpg Dirk Forrister, Presidente de la Asociación de Comercio Internacional de Emisiones (IETA) afirmó que: "Es impresionante ver el aumento en el conocimiento de las empresas sobre las oportunidades de inversiones climáticas en el Foro de este año. El Acuerdo de París estableció grandes ambiciones para frenar el calentamiento global y ofrece nuevas oportunidades para la cooperación empresarial a través de los mercados de carbono. Es por eso que empresas de todo Panamá y la región de América Latina y el Caribe son sabias para explorar las nuevas oportunidades que emanarán de París y también cómo hacer frente a los retos".

Además, hubo un fuerte interés por parte de los responsables de políticas de la región para avanzar en el desarrollo de enfoques de cooperación y un nuevo mecanismo de mercado bajo las provisiones del "Artículo 6" del Acuerdo de París, con muchos de los debates y discusiones en el Foro centrados en cómo los proyectos planificados y existentes y oportunidades para reducir las emisiones pueden llevarse adelante bajo el Acuerdo de París.

El Artículo 6 del Acuerdo de París establece tres instrumentos económicos: la transferencia de los resultados en mitigación, esencialmente con esquemas de comercio de emisiones; el diseño de un nuevo Mecanismo para el Desarrollo Sostenible, lo que podría incentivar al sector privado a desarrollar proyectos de reducción de emisiones y de desarrollo; y el establecimiento de un marco para las medidas no basadas en el mercado, como las finanzas, bonos verdes y los impuestos al carbono.

"El Acuerdo de París da un impulso adicional a las expectativas sobre la renovación de los mercados de carbono. Más de 100 países han indicado en sus planes nacionales de acción climática que tienen la intención de o que ya están utilizando la fijación de precios al carbono para cumplir sus compromisos climáticos", explicó James Close, Director del Grupo de Cambio Climático del Banco Mundial.

"En la región de América Latina y el Caribe, dos tercios de estos planes incluyen instrumentos de tarificación de carbono basados en el mercado. Ahora es el momento de acelerar la acción mediante el diseño y la construcción de estos nuevos instrumentos. El Grupo Banco Mundial se ha comprometido a reforzar su apoyo para hacer avanzar iniciativas de fijación de precios al carbono bien diseñadas a nivel nacional e internacional", añadió.