Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

ONU preferiría que senadores de Bolivia no usaran sus oficinas para protestar

(22 de junio de 2012).- La Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos preferiría que los congresistas de Bolivia que ocupan sus instalaciones en la capital de ese país encontraran otra forma de protestar.

Así lo dijo hoy ante la prensa el portavoz en Ginebra de esa dependencia de Naciones Unidas, Rupert Colville.

El miércoles de esta semana, dos senadoras y un diputado se encerraron en la sede de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU en La Paz para protestar contra el gobierno boliviano y pedir, entre otras cosas, que una misión de Naciones Unidas visite Bolivia para evaluar la situación de las garantías fundamentales.

Una de las senadoras y el diputado se declararon ayer en huelga de hambre, confirmó Colville y agregó que una de las congresistas salió en ambulancia de las instalaciones tras caer enferma, mientras los otros dos permanecen en el inmueble de Naciones Unidas.

La Oficina preferiría que los congresistas protestaran de otra manera y no usaran nuestras instalaciones para ello. Ha sido muy perjudicial porque ha interrumpido el trabajo, sostuvo el portavoz.

Colville reconoció que algunos de los temas por los que protestan incumben a esa dependencia y que la ONU está comprometida con ellos.

Indicó que los empleados de la Oficina han entrado y salido de las instalaciones y han hablado con los congresistas, quienes han recibido los suministros básicos.