Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

ONU Mujeres insta a la acción para la democracia paritaria en México

Foto: ONU Mujeres México/Juan Luis Cedeño
Irune Aguirrezabal ONU Mujeres.JPG (12 de octubre de 2016).- ONU Mujeres hizo un llamado a la acción para la democracia paritaria y la igualdad sustantiva en la política en México.

En un mensaje conjunto con el Instituto Nacional Electoral (INE), el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TRIFE), el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), ONU Mujeres declaró que es crucial fortalecer y acelerar el paso y la ruta hacia la democracia paritaria e impulsar la participación política de las mujeres en el país.

En entrevista con ONU México, Irune Aguirrezabal, Asesora Regional de Participación Política de ONU Mujeres, indicó que hasta el momento ningún país del mundo ha alcanza la igualdad de género en todos los ámbitos de la vida pública y privada, constituyendo una meta universal por alcanzar en el marco de la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU.

Señaló que México destaca como uno de los cinco países en América que han aprobado en la ley el principio de paridad en candidaturas a cargos de elección popular, lo cual permitió alcanzar resultados electorales inéditos en la historia de la participación política de las mujeres, principalmente en la Cámara de Diputados y en los Congresos locales.

"La paridad está en la Constitución de México desde 2014 y vienen grandes retos por las elecciones del año que viene. Recién hubo elecciones también en varios estados y en 2018, sin duda, hay elecciones importantes", dijo.

Por lo tanto, señaló que el cambio está ocurriendo, pero se tiene que hacer más rápido para lograr el tema de un México 50-50 en la democracia paritaria.

Agregó que es hora de hacer efectiva la plena participación de las mujeres en los distintos órganos de toma de decisiones que determinan las políticas públicas, deciden los recursos y aprueban los marcos regulatorios para su cumplimiento.

Legislar adecuadamente

Además de hacer posible que las mujeres tengas las mismas oportunidades que los hombres en participar en la política, Irune Aguirrezabal comentó que otro reto importante es a nivel de los partidos políticos para que ellas puedan acceder a cargos de dirección y también que sean propuestas como candidatas.

"El primer reto es conseguir legislación que establezca un porcentaje mínimo de mujeres en las listas que sean las que resultan elegidas en las instituciones", expuso.

Señaló que hay un déficit de participación de las mujeres en la política a nivel subnacional y local que a nivel federal o nacional.

"En México sólo hay una gobernadora en todos los estados que hay. Esto se replica en los demás países", dijo.

Reconoció que si bien puede haber una paridad entre mujeres y hombres en las candidaturas para las elecciones, difícilmente se puede lograr una paridad en los parlamentos, senados o asambleas legislativas, debido a que esto depende de los resultados de los votos de la población.

"Regular la paridad tiene que hacerse en un contexto en el que estamos analizando cuál es el sistema electoral. No es lo mismo si la circunscripción es pequeña o es grande. No es lo mismo si la lista es abierta o bloqueada. Todos los factores importan", dijo.

"El diseño de un sistema electoral es muy complejo y tiene muchas aristas y debe conformarse en el contexto de cada país porque la situación política, social y territorial es la que determina el sistema electoral", agregó.

Por lo tanto, para incluir una regla de paridad en el sistema electoral para que el resultado sea paritario, se requiere una legislación con criterios paridad vertical y horizontal.
"Si no figuran como cabeza de listas las mujeres en todos los partidos a nivel paritario, no podemos conseguir este resultado", explicó.

Mujeres en la Presidencia

Un tema importante, comentó Aguirrezabal, es la dificultad de las mujeres en llegar a la presidencia de un país, aunque en la región se han elegido a mujeres en Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Jamaica y Trinidad y Tobago.

"Es verdad que ha habido mujeres candidatas en distintos países, pero muchas veces han sido candidatas de partidos más minoritarios. No son los grandes partidos que han tenido a mujeres como candidatas", indicó.

Señaló que influyen mucho las carreras políticas de las mujeres en política, puesto que apenas hace sólo 20 años que se han instalado cuotas en los partidos de los países.

"Las carreras para llegar a estos puestos son carreras que los hombres marcan desde la juventud y uno va posicionándose como concejal, alcalde, gobernado y luego como senador para terminar como candidato a la presidencia o jefatura de un estado. Hay mujeres que han vivido estas cuestiones en las que no se les ha permitido todo el desarrollo de carrera política que sus colegas hombres han tenido. Cuando llegan a este estado de madurez, no están en estos puestos de salida para liderar", argumentó Aguirrezabal.

Poder judicial y ejecutivo

En la mayoría de los países de la región, los cargos en el poder judicial y del Ejecutivo son nombrados por el Presidente u otros órganos, por lo que el espacio de las mujeres en estos puestos se ha enfocado en sectores "feminizados" como la educación, salud, asuntos sociales, igualdad de género, infancia, pero poco en temas de finanzas, defensa y seguridad.

Por lo tanto, se requieren legislaciones que incluyen cuotas de mujeres y hombres en los puestos de la función pública.

"En este momento, la mujeres están tan preparadas como los hombres. Las mujeres pueden ocupar las mismas carteras, no solamente las carteras femeninas. Las mujeres pueden ser ministras de Defensa, de Interior, de Hacienda, de Infraestructuras y pueden ser Presidentas", dijo Irune Aguirrezabal.

Recordó el caso de la actual Presidenta de Chile, Michelle Bachelet. Ella primero fue ministra de salud en su país y algunos años después fue nombrada ministra de Defensa.

"Ella confesó que en el momento que fue nombrada ministra de Defensa y lo que significaba como símbolo de poder, ella entendió que ya tenía oportunidades para candidatearse a algo más como fue la Presidencia. (...) Es importante que podamos ocupar todas las carteras y que podamos ser reconocidas por todos los talentos y capacidades que tenemos", concluyó.

Entrevista con Irune Aguirrezabal, Asesora Regional de Participación Política de ONU Mujeres