Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

ONU destaca la importancia de las nubes para el clima y el agua

Foto: OMM
03-22-2017-clouds.jpg (23 de marzo de 2017).- En el marco del Día Meteorológico Mundial que se celebra el 23 de marzo de cada año, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) destacó la importancia de comprender las nubes y su influencia en el clima y los recursos hídricos.

"Los científicos han entendido que el papel de las nubes en el equilibrio energético, el clima y las condiciones meteorológicas de la Tierra es fundamental", dijo Petteri Taalas, Secretario General de la OMM.

"Las nubes contribuyen al ciclo del agua y a todo el sistema climático. Entender las nubes es esencial para predecir las condiciones meteorológicas, modelizar los impactos del futuro cambio climático y predecir la disponibilidad de recursos hídricos", agregó.

Taalas señaló que a lo largo de los siglos pocos fenómenos naturales han inspirado tanto el pensamiento científico y la reflexión artística como las nubes.

"Hace más de dos milenios, Aristóteles estudió las nubes y escribió un tratado en el que hablaba de su papel en el ciclo hidrológico. Pero fue Luke Howard, un meteorólogo aficionado que vivía en Inglaterra a principios del siglo XIX, quien elaboró la primera clasificación de las nubes", recordó.

Entender las nubes es este año el tema elegido para el Día Meteorológico Mundial, que conmemora la entrada en vigor en 1950 del Convenio por el cual se creó la Organización Meteorológica Mundial y resalta la contribución de los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos a la seguridad y bienestar de la sociedad.

La OMM publicó una nueva edición del Atlas Internacional de Nubes, referencia mundial para la observación e identificación de las nubes, las cuales determinan el tiempo, el sistema climático y el ciclo del agua.

El nuevo Atlas propone cientos de imágenes de nubes enviadas por meteorólogos, fotógrafos y amateurs de nubes de todo el mundo. Incluye unos pocos tipos de nubes recientemente clasificados y calificaciones nuevas, como el volutus (nube enrollada), las nubes causadas por la actividad humana, como la estela que es un rastro de vapor que dejan en ocasiones los aviones, y la asperitas, , nube ondulada que ha captado la imaginación del público.

Además, contiene información sobre otros fenómenos meteorológicos como el arcoíris, los halos, los remolinos de nieve o el pedrisco.

"El Atlas Internacional de Nubes es la única referencia autorizada y exhaustiva para la identificación de las nubes. Su reputación entre los aficionados a las nubes es legendaria y constituye una herramienta de formación esencial para los profesionales que trabajan en servicios meteorológicos y en sectores como la aviación y el transporte marítimo," afirmó Petteri Taalas.