Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

OIT alerta sobre necesidad de mejorar la gobernanza de migración laboral en América Latina

Foto: CINU México/Antonio Nieto
OIT migracion laboral
(30 de agosto de 2016).- Durante los últimos cinco años el número de trabajadores migrantes en América Latina pasó de 3.2 millones a 4.3 millones y muchos más transitan por corredores migratorios rumbo a otros lugares del mundo, lo cual plantea desafíos que deben ser abordadas con urgencia, señaló la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Al presentar en México el informe "La migración laboral en América Latina y el Caribe", José Manuel Salazar, Director Regional de OIT para América Latina y el Caribe, comentó que la migración laboral es un "complejo sistema" de 11 corredores principales de movimiento de trabajadores, nueve de ellos intra-regionales sur-sur entre países de la región.

Además, los dos principales extra-regionales, que son sur-norte, son hacia Estados Unidos y España.

De un total de 45 millones de migrantes en Estados Unidos, más de 21 millones son de América Latina, mientras que en España casi 1.3 millones de extranjeros que residen allí provienen de América del Sur.

"La búsqueda de oportunidades de trabajo es sin duda la principal motivación de las migraciones. Sin embargo, en las políticas migratorias predomina un enfoque de dominado por un paradigma de control de fronteras y seguridad nacional, y a menudo no contemplan en forma adecuada la dimensión laboral", dijo Salazar.

Al interior de los países, agregó, "existe un claro divorcio entre las políticas de empleo y las políticas de migración laboral, y ahora es más urgente que nunca que se complementen".

"Hoy en día son pocos los países de la región que no forman parte de movimientos migratorios, ya sea como países de origen, tránsito o destino", comentó.

De un total de 232 millones de migrantes en el mundo en 2015, 150 millones son trabajadores migrantes. De ellos 27% (41 millones) viven en las Américas.

Foto: CINU México/Antonio Nieto
José Manuel Salazar En entrevista con ONU México, José Manuel Salazar destacó varias tendencias en los corredores migratorios. La primera de ellas es la feminización de la migración laboral, ya que las mujeres representan más del 50% de los migrantes laborales.

También existe una alta proporción de trabajadores migrantes en situación irregular y la mayoría de ellos laboran en la economía informal.

Salazar señaló que para los migrantes laborales hay un bajo acceso a la protección social y existe un número importante de estas personas que sufre abuso, explotación y discriminación.
La semana pasada la OIT informó que el desempleo juvenil está aumentando. Esta situación genera también un impacto en la migración de jóvenes, dijo Salazar.

"Hay una conexión bastante directa y un porcentaje importante de flujos migratorios es de muchachos y muchachas jóvenes en busca de nuevas fronteras. Por cierto, hay también un porcentaje de jóvenes menores de edad", expuso.

"El aumento del desempleo juvenil es un dato muy preocupante", añadió, al comentar que una de las soluciones es impulsar la educación dual para que los jóvenes puedan formarse y tener experiencia al momento de ingresar al mercado laboral.

Un fenómeno que también se ha notado en los últimos años es el retorno de migrantes a sus países de origen o que muevan a otros lugares, especialmente por la crisis económica que hubo en España y el incremento de las deportaciones en ciertos estados de Estados Unidos.

Esto generó un nuevo corredor migratorio, el de Brasil. El boom económico en ese país ha atraído a migrantes en busca de nuevas oportunidades laborales y ha sido especialmente atractivo para los haitianos.

El informe presentado este martes destaca que hay vacíos y fragmentación en los acuerdos migratorios regionales, que existe un débil enfoque laboral y de derechos en la institucionalidad y la gobernabilidad migratoria, y falta de coherencia entre políticas migratorias y políticas de empleo.

Por lo tanto, José Manuel Salazar indicó que la OIT enfatiza sus recomendaciones a los países de la región en promover una migración regular, segura y equitativa, así como formas de contratación justas.

Se requiere mejorar las condiciones laborales de los trabajadores migrantes y su formalización, promover una mejor gobernabilidad de las migraciones y un más sólido diálogo social en la materia, así como fortalecer los vínculos entre políticas de empleo y las de migración laboral.

"La migración regulada en el mercado laboral es una oportunidad para el desarrollo de los países", afirmó Salazar.

Un caso de éxito es el de El Salvador, que se ha beneficiado de la migración laboral hacia Estados Unidos para combatir la pobreza en su país a través de las remesas que envían sus connacionales.

Entrevista con José Manuel Salazar (Audio)
Entrevista con José Manuel Salazar (Video)