Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

#NoEsDeHombres, la campaña que rechaza el acoso sexual en el transporte público de la Ciudad de México

Foto: ONU Mujeres
ONU Mujeres NoEsDeHombres 2.jpg (30 de marzo de 2017).- ONU Mujeres y el Gobierno de la Ciudad de México lanzaron este jueves una campaña de prevención y reducción de acoso sexual y otras formas de violencia sexual en transporte público de la capital mexicana.

La campaña es dirigida particularmente a los hombres con el objetivo de generar un cambio cultural y disminuir las prácticas de acoso que padecen diariamente miles de mujeres y niñas.
En entrevista con ONU México, Ana Güezmes, Representante de ONU Mujeres en México, afirmó el acoso sexual es un problema que se denuncia muy poco.

"La mayoría de los hombres no consideran el acoso sexual como violencia. El decir cosas a una mujer, silbarla, lo tienen absolutamente naturalizado", lamentó.

"La campaña busca precisamente que los hombres cambien, que dejen de pensar que el acoso sexual es normal, sino que están acosando y violentando a las mujeres cuando vamos por la calle, el metro o cualquier lugar", agregó.

A nivel global entre 50% y 100% de las mujeres en las ciudades reportan haber sido víctimas de acoso o violencia sexuales en espacios públicos. En la Ciudad de México, el 81.4% de las mujeres afirman sentirse inseguras de vivir o transitar en la vía pública.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadísticas y de Geografía (INEGI) y la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH), las formas de violencia reportadas con más frecuencia en la capital mexicana fueron piropos o frases ofensivas, tocamientos o manoseos sin consentimientos, sentir miedo de ser atacadas o abusadas, así como insinuaciones.

Ana Güezmes señaló que el acoso y la violencia sexuales son una pandemia mundial, aún poco visible, puesto que a menudo los hombres normalizan la violencia que ejercen, las mujeres no denuncian y son insuficientes las intervenciones para abordarla y prevenirla.

La violencia, dijo, trunca la libertad de movimiento de las mujeres y niñas, su acceso a la escuela o al trabajo, y a participar plenamente en la vida pública.

Este es un problema universal que sucede tanto en países desarrollo como en desarrollo, y ninguna ciudad del mundo está libre de este flagelo.

La campaña está divida en dos fases. En la primera lanzada la semana pasada, el metro de la Ciudad de México fue usado estratégicamente para llevar a cabo dos experimentos sociales, capturados en dos videos, en los que se confronta la "normalización" de la agresión sexual al llevar a los hombres a experimentar la misma cotidianidad en sus trayectos diarios.

La Representante de ONU Mujeres indicó que hasta el momento estos videos han generado más de 10 millones de reproducciones en redes sociales y han alcanzado a más de 108 millones de usuarios en Twitter.

La segunda fase, iniciada este jueves, busca concientizar sobre el acoso sexual que sufren diariamente mujeres y niñas en el transporte público, así como disuadir a los hombres de ejercer este tipo de actos al dar a conocer las posibles sanciones ante los casos de acoso sexual.

Esta fase consiste en la difusión de una serie de materiales gráficos que se colocarán en diferentes espacios públicos en el metro, metrobus, bajo puentes y parabuses, entre otros.

"Se busca desnormalizar el problema. Esto no es normal. Hay muchos hombres que no acosan y queremos que estos hombres sean valientes y salgan a decir que esto no es normal. Generar una cultura de cero tolerancia al acoso y hostigamiento sexuales", concluyó Güezmes.

Entrevista con Ana Güezmes, Representante de ONU Mujeres en México