Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Neymar se une a la lucha contra el tráfico ilegal de especies

Foto: PNUMA
Neymar animales.JPG
(14 de septiembre de 2016).- El delantero de Barcelona y Brasil Neymar Jr., conocido por sus potentes disparos a portería, está apuntando hacia un nuevo objetivo: el comercio ilegal de especies silvestres.

Neymar Jr. unió fuerzas con la supermodelo y amiga Gisele Bündchen, el futbolista y cuatro veces jugador del año de África, Yaya Touré, la estrella de cine Li Bingbing y otras celebridades mundiales, para respaldar la campaña #FerozporlaVida de las Naciones Unidas, que se acaba de ampliar también a China.

"Cuando mi amiga Gisele me habló de la campaña Feroz por la Vida para proteger a tantos animales en peligro de extinción, tuve que actuar", dijo Neymar Jr. "El fútbol nos une a todos por un objetivo en común. Ganamos siendo parte de un equipo. Tenemos que pensar en nosotros como ciudadanos globales, un gran equipo que puede vencer a la avaricia y a la ignorancia que permiten que prospere el crimen contra la vida silvestre".

El futbolista también está involucrando a niños del Instituto Proyecto Neymar Jr., un enorme complejo educativo con aulas, campos de juego y una piscina, que ofrece actividades deportivas para niños de escasos recursos en Praia Grande.

El comercio ilegal de vida silvestre es un problema global que amenaza a especies grandes y pequeñas, desde elefantes, rinocerontes y tigres, hasta pangolines, tortugas marinas y la madera del palo de rosa. La campaña #FerozporlaVida, que hace un llamado a los ciudadanos a encontrar sus especies afines y utilizar su propia esfera de influencia para acabar con el comercio ilegal, ya ha involucrado a millones de personas.

Al mismo tiempo que Neymar Jr. mostró su apoyo, el Director Ejecutivo de ONU Ambiente, Erik Solheim, abrió una exposición de la campaña Feroz por la Vida en el aeropuerto internacional de Beijing, el segundo aeropuerto más transitado del mundo. La campaña se desarrollará en todo el aeropuerto, incluyendo cientos de pantallas de embarque, para alertar a los viajeros chinos e internacionales sobre este tema.

"El comercio ilegal de vida silvestre está amenazando a especies preciosas, roba a los países de su patrimonio natural y beneficia a los criminales", afirmó Solheim. "No es necesario ser un guardaparques o un político para poner de su parte".

"No comprar productos ilegales de vida silvestre y tomar parte en el movimiento global que constituye Feroz por la Vida también puede ayudar para asegurar que los animales que amamos, y de los que dependen comunidades, estén aquí en los siglos por venir".

El Censo del Gran Elefante, publicado a principios de este mes, mostró datos estremecedores: la caza ilegal hizo descender 30% los elefantes de la sabana africana en sólo cuatro años.

Tres rinocerontes son asesinados por día y ya se extinguió el Rinoceronte Negro Occidental. Los pangolines, osos hormigueros con escamas, son los mamíferos con los que más se trafica en el mundo. Los grandes simios ya están localmente extintos en varios países africanos.

Las ganancias del comercio ilegal llegan en ocasiones a los bolsillos de redes criminales internacionales, poniendo en peligro la paz y la seguridad, y dañando el sustento de las comunidades locales que dependen del turismo.

Detener este comercio también es crucial para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, ODS, ya que amenaza la biodiversidad de los países y la subsistencia de muchas personas y perturba la paz.

#FerozporlaVida tiene por objetivo movilizar a millones de personas a que se comprometan y tomen medidas para acabar con el comercio ilegal. La campaña está organizada por ONU Ambiente, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, ONUDD, y la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestres, CITES.