Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

México incrementará su presencia en las operaciones de mantenimiento de la paz con Misión de la ONU en Colombia

Foto: UN Peacekeeping-MINUSTAH
26611545716_5e82999fcf_o.jpg (28 de noviembre de 2016).- Con la Misión Política de la ONU para el proceso de paz en Colombia, México incrementará a 30 el número de cascos azules que participan en las operaciones de mantenimiento de la paz.

Actualmente 23 cascos azules mexicanos forman parte de las diferentes misiones de paz de las Naciones Unidas y se encuentran en Sahara Occidental, Haití y Líbano.

En entrevista con ONU México, Javier Aurelio Morgan de Dios, Capitán de Fragata Cuerpo General de la Secretaría de Marina (SEMAR), afirmó que ocho elementos de la Marina Mexicana participan las misiones de paz y cuatro más están en preparación para integrar el equipo que será desplegado en enero a Colombia.

La Secretaría de Defensa Nacional (SEDENA) cuenta actualmente con 15 elementos en las operaciones de mantenimiento de la paz y se agregarán otros tres con la Misión Política de la ONU en Colombia.

En total serán 30 elementos por parte de la SEDENA y SEMAR que formarán parte de las diferentes misiones de paz de Naciones Unidas.

"El papel de México en las misiones varía dependiendo del acuerdo que se tiene entre el gobierno y la misión. Tenemos dos modalidades: la participación directa de la SEMAR a través de la Cancillería y son puestos asignados por la ONU, o bien, acuerdos técnicos que se han firmado con los países, como los que tenemos con España y Chile", explicó.

México tiene un elemento desplegado a través de la fuerza armada española en Líbano, que está despeñando la función de oficial de las operaciones cívico-militares, mientras que el elemento mexicano integrado en el contingente militar chileno es oficial de operaciones aéreas.

Foto: UN Peacekeeping
26032221594_52f8e80dfe_o.jpg El 7 de diciembre será desplegada una teniente del servicio de sanidad naval a Colombia para participar en la Misión Política de la ONU para el proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Después, el 15 de enero de 2017, otros tres tenientes de la SEMAR serán enviados a ese país.

"El punto principal es el monitoreo del cese al fuego. Esa es la principal tarea que tienen actualmente no solamente los observadores mexicanos, sino los participantes de los todos los países que fueron integrados. También monitorean la desmovilización de las FARC y su posterior reincorporación a la vida política y social de Colombia", expuso el Capitán Morgan.

Comentó que los miembros de las FARC serán trasladados a zonas federales donde entregarán sus armas e iniciarán su capacitación para su reinserción a la comunidad colombiana.

Los cascos azules mexicanos que participarán en esa misión realizarán labores de reinserción de estas personas.

"México está tomando una responsabilidad global sobre la pacificación de aquellas zonas en el planeta que tienen conflictos. Los conflictos ya no son internos, son regionales. Independientemente que el conflicto sea en Sahara Occidental, Haití o Colombia, nos afecta", dijo.

El Capitán Morgan participó en la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO).

"El orgullo es profundo en aportar con un granito en ese proceso de pacificación", expresó.

México tuvo en el pasado una fuerte presencia en las operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU. En los años 80, con la guerra civil en El Salvador, había alrededor de 120 cascos azules mexicanos que participaron en la misión en esa nación centroamericana.

Durante varios años, México había dejado el apoyo en las misiones de paz, pero desde 2015 el país volvió a ser parte de esta labor como observador y la integración de oficiales del Estado Mayor mexicano. Este 2016 se planea la participación de elementos mexicanos en actividades multidisplinarias, como médicos especializados, ingenieros y encargados de las comunicaciones.

Foto de archivo: ONU/Logan Abassi
470255-Female_Police.jpg Participación de las mujeres

Si bien la Secretaría de Defensa Nacional (SEDENA) - que encabeza la participación de México en las misiones de paz de la ONU - cuenta ya con mujeres en su equipo de operaciones de mantenimiento de la paz, la SEMAR las integrará por primera vez en sus elementos que serán enviados a Colombia.

La SEMAR seleccionó a dos tenientes mujeres para participar en la Misión Política de la ONU en Colombia.

"Debido a que hay un número elevado de mujeres que forman parte de las FARC, la ONU quiso darle un trato igualitario, equitativo y acorde con sus características como mujeres. Es por eso que existe un alto interés por parte de la ONU de integrar mujeres como observadores militares que tendrán contacto directo con estas mujeres de las FARC con el fin de darles una atención más agradable, más humana", explicó el Capitán Morgan.

La teniente de navío del servicio de sanidad naval de la SEMAR, Cecilia Azucena Sáenz Morales, es una de las mujeres que irán a Colombia. Su fecha de salida para el país sudamericano fue determinada para el próximo 7 de diciembre.

"El papel de la mujer como representante es dar presencia y poder a la mujer local, brindarle confianza para que se sienta atraída a nosotros para decirnos sus inquietudes, sus dudas, algún procedimiento que se está llevando mal", comentó.

"Muchas veces en las localidades a las mujeres no se les permite tener trato directo con los hombres y nuestro trabajo es brindarle confianza tanto a las mujeres civiles como a las pertenecientes a las FARC", agregó.

La teniente y licenciada en enfermería afirmó que su interés, voluntario, es precisamente poner su granito en el proceso de paz mundial, lo cual representa una satisfacción personal y profesional como persona y elemento de la SEMAR.

Foto: UN Peacekeeping-MINUSTAH
26032333404_173cb13894_o.jpg Escuela de cascos azules en México

Como todos los elementos de la Fuerza Armada Mexicana que participan como cascos azules en las misiones de paz de la ONU, Cecilia recibió una capacitación y formación de parte de expertos en operaciones de mantenimiento de paz.

El Capitán Morgan señaló que tienen cursos y talleres para tener los conocimientos necesarios para poder participar como cascos azules. Los derechos humanos son parte de los temas tratados en los cursos.

También reciben una formación sobre el acoso sexual, que es un compromiso del gobierno mexicano para la protección de las mujeres.

De acuerdo con informes oficiales del gobierno mexicano, la idea es que en el 2018, el país cuente con un centro propio de capacitación. Se espera que en el 2020, se lleve a cabo el despliegue de la primera unidad de Batallón de Infantería, por lo que la reintegración del país a las misiones de paz de la ONU se hará de manera gradual.