Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Medio millón de niños y niñas corren riesgo de explotación por crisis de migrantes

Foto: ACNUR México
Migración Ixtepec.jpg
(02 de septiembre de 2016).- Nuevas cifras revelan que desde enero de 2015, alrededor de medio millón de niños y niñas refugiadas y migrantes han recurrido a traficantes durante su trayecto, ya que los retrasos en los trámites migratorios y la desesperación les ha llevado a caer rápidamente en manos de criminales que explotan su condición de vulnerabilidad.

Con el fin de dar mayor claridad al mundo oscuro del tráfico de migrantes en Europa y de gestionar mejor los mecanismos de respuesta, UNICEF ha recopilado información de una variedad de fuentes, incluyendo Europol-INTERPOL, testimonios de los propios niños y niñas, publicaciones de las agencias de la ONU, ONGs e informes corroborados de los medios.

Las cifras publicadas esta semana por Eurostat señalan que más de 580.000 solicitudes de asilo han sido presentadas por niños y niñas en Europa* desde enero del 2015. Un reciente informe de Europol-INTERPOL sugiere que más del 90 por ciento de los viajes realizados por los refugiados y los migrantes que llegan a la Unión Europea, son facilitados por traficantes que trabajan para redes criminales. Se estima que al menos medio millón de niños han utilizado estas redes en algún momento durante su viaje; los niños y niñas no acompañadas representan casi 100,000 del total y son especialmente propensos a utilizar a los traficantes.

"Cerrar las fronteras oficiales era como cerrar las puertas, pero dejar las ventanas abiertas, llevando a los niños - especialmente a los no acompañados - a tomar mayores riesgos", dijo Marie-Pierre Poirier, Coordinadora Especial de UNICEF para los refugiados y la crisis de migratoria en Europa. "Los Estados deberían estar construyendo sistemas de protección más sólidos para los niños y niñas, no muros más altos."

A pesar de que el flujo de refugiados y migrantes se ha reducido considerablemente, el cierre de fronteras, las políticas migratorias más estrictas y el acuerdo entre la Unión Europea (EU) y Turquía, han llevado a estos grupos criminales a adaptar las rutas ya establecidas para el tráfico de drogas y armas para trasladar a los migrantes y refugiados.

El tráfico y la trata de personas tiene ahora un valor estimado de US $5-6 millones de dólares anuales. Conforme el número de personas que hacen estos peligrosos viajes se ha reducido, estos criminales han triplicado sus precios, sugiere la Europol. Muchos migrantes pagan hasta €3.000 por una sola etapa de su viaje.

Los niños y niñas a menudo quedan en deuda con los traficantes por haberlos llevado. Liquidar estas deudas los pone en mayor riesgo de explotación; incluso se ha reportado que niños y niñas no acompañados en Francia e Italia han hecho intercambios por servicios sexuales y han sido obligados a trabajar y a cometer delitos.

UNICEF hace un llamado urgente para ayudar a proteger a los niños y niñas en condición de migración y refugio. Señaló que se necesita un esfuerzo mucho mayor para documentar el tráfico y la trata de niñas y niños migrantes y refugiados, así como una recolección de datos cualitativos más estricta, relacionados con los niños y niñas, en el contexto de respuesta a la crisis de migrantes y refugiados en Europa.

"En los países de tránsito, en particular en Grecia e Italia, es fundamental que los actores de protección de la infancia estén equipados para proporcionar asesoría individual y apoyo a todos los niños y niñas en condiciones de vulnerabilidad, migrantes y refugiados, con un enfoque particular en aquellos no acompañados y separados", expuso.

"Cuando la calidad de la respuesta mejora e incluye una entrevista individual en las primeras 72 horas, un mejor acceso a la información, la designación de un adulto de referencia - como tutor -, información periódica sobre su propio archivo y un mejor acceso a la asistencia jurídica, el riesgo de que las niñas y niños pasen desapercibidos y sigan su viaje con traficantes disminuye significativamente", agregó.

UNICEF también ha establecido equipos móviles en áreas clave con expertos en protección a la infancia para proporcionar servicios a los niños y niñas en condición de migración, y para ayudar a identificar rápidamente a aquellos que pueden ser víctimas del tráfico y la trata. Por ejemplo, el personal especializado y los aliados en los centros de niños y niñas no acompañados en Atenas y en sus alrededores, y en el puerto en Lampedusa, Italia, están ayudando a identificar y ayudar a las mujeres y niñas que hayan podido ser víctimas de explotación sexual.

La agencia de la ONU también reiteró su compromiso con la supervisión continua y la investigación sobre el impacto del tráfico y la trata de niños y niñas refugiados y migrantes.