Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Medellín, modelo de ciudad segura

Foto: CINU México/Pierre-Marc René
Belén Sanz (03 de marzo de 2017).- Tras años de problemas de inseguridad, la ciudad de Medellín, en Colombia, decidió hace dos años iniciar un gran proceso de transformación con el que se buscó unir la estrategia de seguridad pública y las políticas sociales en materia de igualdad de género para hacer de sus espacios públicos, lugares atractivos y seguros para las mujeres y las niñas.

En entrevista con ONU México, Belen Sanz, Representante de ONU Mujeres, comentó que en los últimos 12 años, Medellín desarrolló con el apoyo de varias agencias de la ONU un sistema integrado de transporte público que vincula las distintas comunas con el centro de la ciudad.

"El sistema integrado tiene tanto metrocables, que es una especie de teleféricos, con metro y autobuses y en este sentido, se han hecho campañas de prevención de violencia en el uso de este transporte y acciones relacionadas con la disminuir la violencia", explicó.

Sanz recordó que en Colombia varias ciudades llevan un tiempo largo buscando maneras de generar políticas de seguridad humana más inclusivas para las mujeres y las niñas.

Desde la época de la entonces UNIFEM, antecesor de ONU Mujeres, se inició un programa de apoyo a las ciudades de Medellín y Bogotá para visibilizar la problemática de la violencia contra las mujeres y las niñas en el espacio público.

No obstante, fue en los últimos dos o tres años que las ciudades han asumido un compromiso renovado con la agenda de igualdad de género y de erradicación de la violencia contra las mujeres y niñas en los espacios públicos.

Bogotá le siguió el paso a Medellín. El actual alcalde de la capital colombiana se adhirió a la iniciativa de ciudades seguras. Últimamente ha iniciado proyectos de información y visibilización de la violencia contra las mujeres en los espacios públicos y ha impulsado programas de acción y prevención.

"Colombia está asumiendo un compromiso renovado. Estas dos ciudades ya son parte del programa y quiero decir que hay otras ciudades del país que no tienen una cobertura tan importante como Bogotá y Medellín, pero que sin embargo producto de este esfuerzo han mostrado su interés, como Villavicencio y Popayán", relató Sanz.

Por tanto, la Representante de ONU Mujeres en Colombia tiene la expectativa que desde el liderazgo local de los alcaldes haya una inversión decidida en materia de la Nueva Agenda Urbana que ponga en el centro el derecho de las mujeres y su seguridad.

Datos

De acuerdo con ONU Mujeres, en Colombia al menos una de cada tres mujeres han reportado haber sido víctima de alguna forma de violencia, sea física, sicológica, económica o política, aunque los datos no dan un panorama completo de la situación en ese país.

No obstante, Belen Sanz, comentó que las mujeres colombianas denuncian cada vez los crímenes de violencia sexual que se cometen contra ellas.

"Tenemos una media aproximada de 17.000 casos de presunta violencia sexual contra las mujeres en el año en Colombia", indicó.

Esta situación viene agravada por el conflicto armado, especialmente en las zonas en donde hay mayor presencia de actores armados y mayor ausencia del Estado.

"Estamos muy convencidos de que el actual escenario de construcción de paz que se vive en Colombia debe ser un proceso que revierta la violencia contra las mujeres y en este sentido, las mujeres colombianas se han organizado, se han articulado en torno al actual proceso de paz, demandando la centralidad de sus derechos y la no violencia contra ellas en el nuevo escenario de posconflicto", explicó.

Belen Sanz afirmó que todavía la violencia contra las mujeres sigue siendo un desafío de salud pública y un problema muy acallado, pero cada vez más visibilizado.

Entrevista con Belen Sanz, Representante de ONU Mujeres en Colombia