Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Más de 500 municipalidades siguen en riesgo de deslaves en Colombia

Foto: ONU Medio Ambiente
DeslaveColombia.jpg (04 de abril de 2017).- El deslave del 1 de abril en la región de la Amazonía colombiana fue causado por lluvias inusualmente intensas y por el desborde de tres ríos, el Mocoa, el Mulato y el Sangoyaco.

La ciudad de Mocoa quedó enterrada casi por completo y se encuentra sin agua potable ni electricidad. Además, cientos de hogares quedaron destruidos y más de 250 personas muertas, según registros oficiales del momento.

Estas son las consecuencias del clima extremo, aunque el desastre tuvo también otras causas menos aparentes, señaló este martes la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

La portavoz de ese organismo en Ginebra, Clare Nullis, explicó que "al 3 de abril, había más de 500 municipalidades en riesgo de deslaves en Colombia, de las cuales 182 ya han entrado en alerta naranja y roja, en la escala más alta de advertencia de desastres. Pero el clima no es la única causa de la tragedia, también hay otros factores socioeconómicos que entran en juego. La deforestación es uno de ellos".

El departamento de Putumayo es justamente el quinto con mayor pérdida de vegetación, indicó la OMM. Más de 9.000 hectáreas fueron deforestadas en 2015. La zona de hecho ha sufrido un 15% de erosión y en algunas partes un 10% de erosión grave.

La OMM hizo referencia al análisis de Omar Franco, director del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia.

El experto señaló que los departamentos de Antioquia, Cundinamarca, el Valle del Cauca, el Cauca, Tolima, Putumayo y Nariño están en mayor riesgo.

Los peligros están asociados al extremo superior del Río Cauca y la zona media del Magdalena.

Franco recomendó a las municipalidades colombianas revisar y actualizar sus mapas de riesgo.

Perú afectado por fuertes lluvias

Perú también ha experimentado lluvias excepcionalmente intensas desde enero a marzo, informó por otra parte la OMM. Este fenómeno está vinculado a un evento de El Niño en las zonas costeras que impacta tanto en Perú como en Ecuador.

Más de 100 personas han muerto, cientos de miles damnificadas y gran parte de la infraestructura dañada a causa de esta situación.

Con información de Radio ONU