Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Más de 12,000 niñas y niños recibirán orientación de prevención de riesgos

Foto de archivo: UNICEF
niños mexico.jpg (30 de agosto de 2016).- UNICEF México y Fundación Manuel António da Mota México firmaron un convenio de colaboración por dos años para que más de 12,000 niños y niñas estén mejor preparados para actuar ante casos de emergencia en las comunidades más vulnerables de Guerrero, Jalisco y Oaxaca; a través de planes escolares de gestión de riesgo.

Los planes escolares de gestión de riesgo son elaborados en conjunto con niños, niñas, adolescentes, familiares y docentes. Están enfocados a garantizar los derechos de los niños en situaciones de emergencia, ofrecer espacios seguros para el aprendizaje y brindar apoyo a damnificados.

"Sabemos por experiencia que estar preparados reduce el impacto en la población y ayuda a salvar la vida de los niños y sus familias. Por esa razón nos entusiasma la alianza con la Fundación Manuel António da Mota México porque ayuda a los niños y niñas a vivir más seguros, tranquilos y - frente a una emergencia - mejor protegidos." Dijo Isabel Crowley, Representante de UNICEF en México.

"Nuestra misión es contribuir al desarrollo integral de las comunidades donde el Grupo Mota-Engil opera. En México enfocaremos nuestras acciones en programas de alto impacto que incidan positivamente en el ámbito social a través de la educación y la cultura," comentó João Pedro Parreira, Director General de Mota-Engil Latinoamérica.

Fundación Manuel António da Mota lleva el nombre del fundador de Grupo Mota-Engil, conglomerado empresarial que está presente en más de 22 países del mundo. En México, Grupo Mota-Engil participa en los sectores de construcción, energía y turismo.

En México existen riesgos que afectan severamente a la población como: geológicos (sismos y erupciones volcánicas), hidrometeorológicos (huracanes, lluvias e inundaciones), sanitario-ecológicos (epidemias y contaminación), además de los químicos-tecnológicos (incendios, derrames) y socio-organizativos (accidentes, situaciones de violencia, etcétera.).

Los estados de Guerrero, Jalisco y Oaxaca han sido fuertemente golpeados por huracanes, lluvias y deslaves, por eso es importante que la comunidad sepa cómo reaccionar y proteger a la niñez. La seguridad de la población depende de tres factores fundamentales: identificar oportunamente el riesgo, medidas preventivas que se hayan tomado y conocimiento de las prácticas adecuadas en situación de riesgo.

UNICEF ha desarrollado e implementado planes preventivos de emergencias en Chiapas, Tabasco, Yucatán y Guerrero, capacitando a la fecha a miles de estudiantes, docentes y funcionarios estatales. La alianza con Fundación Manuel António da Mota México permite expandir la cobertura de estas actividades.

UNICEF También promueve los sistemas de protección a la infancia durante emergencias, participa en las Jornadas de Protección Civil en los estados de Zacatecas y Yucatán para capacitar a funcionarios estatales y municipales sobre los mecanismos necesarios que permiten continuar con la educación durante una crisis, la importancia de una adecuada coordinación inter-institucional en las reducción de riesgos, así como el uso de tecnología para la reunificación familiar en situaciones de desastres.

En 2015 UNICEF respondió a las necesidades humanitarias de millones de niños afectados por 310 situaciones de emergencia en 102 países.

"Hacemos llegar ayuda inmediata cuando sucede una emergencia en el mundo y seguimos brindando apoyo en el proceso de recuperación, por ejemplo: 2.9 millones de niños tratados contra la desnutrición aguda grave; 17.3 millones de personas con acceso a agua potable para beber, cocinar y asearse; y 8.2 millones de niños con acceso a una educación formal y no formal. Nuestro llamamiento de emergencias para 2016 es uno de los mayores de nuestra historia para ayudar a 43 millones de niños en más de 70 países" dijo Crowley.