Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Más de 100 periodistas fueron asesinados en 2016: UNESCO

Foto: ONU/Violaine Martin
Press.jpg (17 de enero de 2017).- En 2016, 101 periodistas fueron asesinados mientras realizaban algún reportaje, informó la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Esto significa que un periodista murió cada cuatro días, lo cual representa un incremento del promedio anual de los asesinatos de profesionales de comunicación que se registró durante la década pasada, es decir, entre 2006 y 2015.

"La profesión de periodista no es segura y una identificación de prensa o un equipo de medios muchas veces sirve como una razón adicional para ser un blanco", señaló Frank La Rue, Director General Adjunto para Comunicación e Información de la UNESCO.

De acuerdo con un informe de la UNESCO publicado el lunes 16 de enero, la mayoría de los crímenes ocurridos contra periodistas ocurrieron en países árabes, especialmente en Siria, Iraq y Yemen.
La región de América Latina y el Caribe llega en segundo lugar al registrar 28 asesinatos de periodistas en 2016.

La UNESCO indicó que 2016 se compara con el año 2015 cuando 115 asesinatos de periodistas fueron registrados, mientras que 98 fueron reportados en 2014 y 90 en 2013.

Cabe recordar que cada asesinato de profesionales de medios de comunicación es condenado por la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, quien llama a investigar judicialmente estos casos para castigar a los responsables de estos crímenes.

Aunque las estadísticas sobre la impunidad todavía no están disponibles sobre los casos de asesinatos cometidos en 2016, esta situación ha sido una preocupación debido a que en el pasado sólo uno de cada 10 casos de periodistas asesinados terminó con una condena.

"Cuando los crímenes contra periodistas, de cualquier tipo, permanecen en la impunidad, esto implica que el media puede ser acosado y atacado de forma continua", advirtió La Rue.

"La impunidad amordaza lentamente a los periodistas y los medios de comunicación ya que las represalias se convierten en autocensura, privando a todos y cada uno de nosotros de información vital", agregó.

La Rue indicó que además de la violencia física, los periodistas han sido cada vez más amenazados en 2016 en internet a través de mensajes de odio y acoso de género.