Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Los primeros años de los niños cuentan: UNICEF

Foto: OMS
11-16-2012premature.jpg (10 de enero de 2017).- UNICEF lanzó este martes una nueva campaña apoyada por la Fundación LEGO, llamada #EarlyMomentsMatter, para concientizar a las familias sobre la importancia de los primeros 1.000 días de vida de un niño y el impacto de las primeras experiencias en el desarrollo del cerebro.

Durante esta etapa crítica, las neuronas pueden hacer hasta 1.000 nuevas conexiones cada segundo - una velocidad única en la vida. Estas conexiones contribuyen a la función cerebral del niño y el aprendizaje, y sientan las bases para su futura salud y felicidad. La falta de cuidados en la crianza - que incluye nutrición adecuada, estimulación, amor y protección contra el estrés y la violencia - puede impedir el desarrollo de estas conexiones críticas.

La campaña arranca con el hashtag #EatPlayLove - una iniciativa digital e impresa dirigida a padres que comparte conocimiento de neurociencia sobre cómo se desarrollan los cerebros de los bebés.

Los mensajes difundidos con esta campaña explican la ciencia de una manera directa y visualmente interesante para alentar a los padres y responsables de los infantes a seguir aprovechando esta oportunidad para proporcionar a sus hijos el mejor comienzo posible en la vida.

Al involucrarse con las familias, la iniciativa también tiene como objetivo impulsar la demanda de servicios accesibles de calidad para el desarrollo de la primera infancia e exhortar a los gobiernos a invertir en programas dirigidos a los niños más vulnerables.

Según una reciente serie en The Lancet, cerca de 250 millones de niños en países en desarrollo corren el riesgo de un desarrollo deficiente debido al retraso del crecimiento y la pobreza. Pero la necesidad de una mayor inversión y acción en el desarrollo de la primera infancia no se limita a los países de bajos ingresos. Los niños desfavorecidos que viven en países de ingresos medios y altos también corren riesgo.

UNICEF estima que millones de niños están pasando sus años de formación creciendo en entornos poco estimulantes e inseguros, poniendo en riesgo su desarrollo cognitivo, social y emocional.

La inversión en la primera infancia es una de las formas más rentables de aumentar la capacidad de todos los niños para alcanzar su máximo potencial, aumentando su capacidad para aprender en la escuela y, posteriormente, su capacidad de obtener ingresos como adultos. Esto es especialmente importante para los niños que crecen en la pobreza.

Un estudio de 20 años demostró que los niños desfavorecidos que participaron en programas de desarrollo de la primera infancia de calidad como niños pequeños llegaron a ganar hasta un veinticinco por ciento más como adultos que otros niños que no recibieron el mismo apoyo.

UNICEF pidió a los gobiernos que aumenten las inversiones en la primera infancia, que amplíen los servicios sociales y de salud ofrecidos a los niños pequeños y fortalezcan los servicios de apoyo para padres y tutores.