Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Los precios de los productos básicos industriales aumentarán en 2017, prevé el Banco Mundial

Foto: Banco Mundial
energía Banco Mundial.JPG (25 de enero de 20017).- El Banco Mundial prevé fuertes incrementos en el precio de los productos básicos industriales, como la energía y los metales, para 2017, debido a la escasez de oferta y el fortalecimiento de la demanda.

En la edición de enero de 2017 de su informe Panorama sobre los mercados de los productos básicos, el organismo mantiene su pronóstico para el año en lo que respecta al precio del crudo: 55 dólares el barril, lo que implica un aumento del 29 % con relación a 2016.

Al pronosticar el precio de la energía, se da por sentado que los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros productores de petróleo cumplirán parcialmente con un acuerdo para limitar la producción tras un largo período de producción irrestricta.

El Banco elevó su pronóstico para el precio de los metales al estimar ya no un aumento del 4% como había anticipado en octubre pasado, sino del 11% debido a la mayor escasez de oferta y a la fuerte demanda proveniente de China y las economías avanzadas.

"Los precios de la mayoría de los productos básicos parece haber alcanzado su punto más bajo el año pasado y tenderán a aumentar en 2017. Sin embargo, los cambios de políticas podrían alterar este rumbo", afirmó John Baffes, economista superior y autor principal del informe.

Se espera que los precios de la agricultura en su conjunto aumenten menos de un 1% en 2017. Según las previsiones, el precio de los aceites, las semillas oleaginosas y las materias primas registrarán pequeños aumentos, en tanto que el de los cereales caerá casi un 3% debido a la mejora en las perspectivas de la oferta.

El precio de los metales preciosos disminuirá un 7%, al tiempo que aumentarán las tasas de interés de referencia y se desacelerará la compra de reservas de valor.

En uno de los artículos destacados se muestra cómo las economías emergentes y en desarrollo exportadoras de productos básicos se han visto sumamente afectadas por la desaceleración de la inversión, que ha disminuido del 7,1% en 2010 al 1,6% en 2015.

"La falta de inversión, tanto pública como privada, obstaculiza diversas actividades en las economías en desarrollo y de mercados emergentes exportadoras de productos básicos", señaló Ayhan Kose, director del Grupo de Análisis de las Perspectivas de Desarrollo del Banco Mundial.

"La mayoría de estas economías cuenta con un espacio de políticas limitado para contrarrestar la desaceleración de la inversión y, por lo tanto, necesitan adoptar medidas destinadas a propiciar un entorno más adecuado para los negocios, promover la diversificación económica y fortalecer la gestión institucional a fin de mejorar las perspectivas de crecimiento en el largo plazo", agregó.