Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

FAO insta a aumentar la inversión para reducir importaciones de alimentos en el Caribe

Foto: FAO
agricultura FAO Islas Caiman.jpg (28 de octubre de 2016).- Los países participantes de la Semana de la Agricultura del Caribe hicieron un llamado este viernes para aumentar las inversiones en la alimentación y la agricultura para reducir las importaciones de alimentos de la región y fortalecer la seguridad alimentaria.

"Una mayor inversión en alimentación y la agricultura, combinada con gobernanza eficaz y políticas públicas, puede ser un motor que impulse mayor producción, comercio interregional y seguridad alimentaria y nutricional para toda la población de nuestra región", dijo Lystra Fletcher-Paul, Coordinadora Regional de la FAO para el Caribe.

De acuerdo con Fletcher-Paul, se requieren fuertes esfuerzos para aumentar la inversión agrícola ya que los países de la Comunidad del Caribe (CARICOM) importante 4.000 millones de dólares en alimentos cada año, cifra que se espera siga creciendo.

"Se prevé que las importaciones de alimentos crezcan hasta 8.000 millones en 2020 si no se desarrollan esfuerzos exitosos ahora. No sólo estamos gastando recursos que no podemos permitirnos, sino que empeoramos los hábitos alimenticios de nuestros ciudadanos y no somos capaces de aprovechar al máximo las oportunidades de mejorar nuestras exportaciones para impulsar el desarrollo regional ", dijo Fletcher-Paul.

Fletcher-Paul habló ante representantes de quince países del Caribe, reunidos en las Islas Caimán, e hizo hincapié en que la región necesitaba encontrar alternativas para reducir sus importaciones alimentarias.

La yuca será alimento clave para la sustitución de importaciones

Según la FAO, al menos tres países del Caribe - Barbados, Granada y Trinidad y Tobago - están vendiendo pan hecho en parte con harina de yuca en lugar de harina de trigo, y otros cinco países han recibido capacitación para aumentar el uso de la yuca y sus productos derivados en la región.

Según un estudio de la FAO sobre la yuca, este producto es un sustituto viable para la importación de trigo y maíz, productos que contribuyen en gran medida a la factura de importación de alimentos del Caribe.

Los países de la CARICOM importan cerca de 900.000 toneladas de trigo para hacer harina (con un valor de 248,77 millones) y 420.000 toneladas de maíz (evaluadas en 145,46 millones) cada año, principalmente para la alimentación de aves de corral.

"Supermercados en Barbados, Granada y Trinidad y Tobago ahora venden pan de molde hecho con 40% de harina de yuca", dijo Fletcher-Paul.

La Comunidad del Caribe tiene un gran mercado en crecimiento, 16 millones de personas en 15 estados miembros cuyas importaciones de alimentos casi se han duplicado en los últimos diez años.

Según la FAO, la yuca puede sustituir 400.000 toneladas métricas de harina de trigo en los países de la CARICOM y hasta 40% del maíz en las raciones de aves de corral sin efectos adversos, así como una parte de otros piensos para animales. Este producto también puede ser más ampliamente consumida como un alimento básico sano y responder, por sí sola, por el 5% de la factura de importación de alimentos.

FAO impulsa la inversión en empresarios agrícolas juveniles

La FAO y sus socios buscan asegurar la participación de los jóvenes en la agricultura del Caribe, fomentándola a través de iniciativas tales como la formación en medios sociales e inversión financiera en pequeños agroempresarios.

Durante la Semana de la Agricultura del Caribe, FAO unió fuerzas con el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) para poner en marcha un concurso titulado "La inversión financiera en Jóvenes agroempresarios" (FIYA, por sus siglas en inglés).

Fletcher-Paul explicó que los agricultores son la mayor fuente de inversión en la agricultura, y que los agricultores de los países de bajos y medianos ingresos invierten cerca de 170.000 millones por año en sus propias granjas.

Como tal, alentar a los empresarios agrícolas jóvenes es un factor clave para la seguridad alimentaria del Caribe, explicó la Representante de la FAO.