Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Las mujeres prefieren trabajar: OIT

Foto: Banco Mundial/Arne Hoel
OIT mujeres.jpg (08 de marzo de 2017).- Un informe realizado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y Gallup indica que las mujeres prefieren trabajar a quedarse en casa cuidando los niños o haciendo las tareas domésticas y los hombres están de acuerdo.

La encuesta fue realizada con 149.000 adultos de 142 países. El objetivo era conocer por primera vez una visión general de las actitudes y comportamientos de las mujeres y de los hombres sobre la participación femenina en el mercado laboral.

Un total del 70% de las mujeres y una proporción similar de 66% de los hombres, preferirían que las mujeres tuviesen un empleo remunerado. Estas cifras equivalen a más del doble del porcentaje de quienes prefieren que las mujeres se queden en el hogar. En todo el mundo, las mujeres preferirían trabajar en empleos remunerados o estar en situaciones que les permitiesen trabajar y cuidar de sus familias. Sólo 27% de las mujeres desea permanecer en el hogar.

Equilibrio trabajo-familia

Conciliar el trabajo con el cuidado de la familia representa un importante desafío para las mujeres que trabajan en todo el mundo. De hecho, tanto las mujeres como los hombres en la gran mayoría de los países y territorios encuestados mencionaron "el equilibrio entre el trabajo y la familia" como uno de los principales problemas que enfrentan las mujeres que tienen empleos remunerados.

Otras cuestiones como el trato injusto, los abusos, el acoso en el lugar de trabajo, la falta de empleos bien renumerados y la desigualdad salarial, también figuran entre los principales problemas en diversas regiones del mundo.

En África Subsahariana, por ejemplo, el número de personas que menciona motivaciones que pertenecen a la categoría de respuesta "trato injusto/discriminación" en el lugar de trabajo (19%) es casi igual al que menciona el "equilibrio trabajo-familia" (18%). En Europa del Norte, Meridional y Occidental, un número mayor menciona el equilibrio trabajo-familia, pero la igualdad salarial también es considerado un importante desafío.

En América del Norte, es más probable que las personas citen la desigualdad salarial (30 por ciento), seguido por el equilibrio trabajo-familia (16%) y el trato injusto/discriminación (15%). En África del Norte, África Subsahariana y los Estados Árabes, "los miembros de la familia no aprueban que las mujeres trabajen" figura entre los cinco obstáculos más mencionados que enfrentan las mujeres trabajadoras.

Los factores que las mujeres perciben como obstáculos a los cuales las mujeres trabajadoras tienen que hacer frente cambian en función de la edad. Es más probable que las mujeres jóvenes entre 15 y 29 años mencionen el trato injusto, el abuso y el acoso en el trabajo que las mujeres mayores. Por otra parte, las mujeres de entre 30 y 44 años están más propensas que las de otros grupos de edad a mencionar la falta de servicios de cuidado asequible para sus niños y familias. A medida que las mujeres avanzan en edad, es más probable que mencionen la diferencia de remuneración en relación a los hombres.

Igualdad

A nivel mundial, la mayoría de las mujeres empleadas dice que su salario es una contribución importante al ingreso del hogar (30%) o es la fuente principal (26%). Pero los hombres son todavía más propensos a declarar que ellos proveen la fuente principal de ingresos dentro del hogar.

No obstante, entre las mujeres y los hombres empleados con niveles de educación más altos, la disparidad en relación a su contribución al ingreso familiar es menor.

A escala mundial, las mujeres y los hombres comparten opiniones similares sobre las oportunidades de empleo de las mujeres. El informe constató que, si una mujer tiene un nivel de educación y experiencia similar a la de un hombre, las mujeres y los hombres de todo el mundo están más propensos a decir que ella tiene la misma oportunidad de encontrar un buen empleo en la ciudad o la región donde vive. En todo el mundo, 25% de las mujeres y 29% de los hombres dicen que las mujeres tienen mejores oportunidades de encontrar un buen empleo.

Sin embargo, la evidencia muestra la existente desigualdad de género en los mercados laborales de todo el mundo. Estas actitudes varían de una región a otra, y mucho en función del nivel de estudios y de participación en la fuerza de trabajo. América del Norte, por ejemplo, lidera otras regiones en términos de la percepción de igualdad de oportunidades. En esta región, la mayoría (55% ) dijo que una mujer con calificaciones similares a las de un hombre tiene la misma oportunidad de encontrar un buen empleo. Los hombres (60%) están más propensos que las mujeres (50%) a percibirlo de esta manera.

Por otra parte, Europa del Norte, Occidental y del Sur así como Europa Oriental, lidera otras regiones en términos de percibir peores oportunidades para las mujeres que tienen experiencia y cualificaciones similares a los hombres.

En todo el mundo, mientras más alto es el nivel educativo de las mujeres, es menos probable que perciban mejores oportunidades en el mercado de trabajo para las mujeres que tienen las mismas cualificaciones que los hombres. La opinión de los hombres no varía mucho según su nivel de estudios.

"El mundo debe promover la igualdad de género y empoderar a las mujeres en el trabajo. No sólo en beneficio de las mujeres, sino para el bien de toda la humanidad", declaró Jim Clifton, Director Ejecutivo de Gallup.