Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Las constituciones deben incluir una nueva interpretación de los derechos humanos del siglo XXI

Foto: CINU México/Pierre-Marc René
IMG_3896.JPG (12 de enero de 2017).- La nueva generación de constituciones debe incluir una nueva interpretación de los derechos humanos del siglo XXI, señaló la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

En entrevista con ONU México, el Director General de la sede subregional de la agencia de la ONU en México, Hugo Beteta, afirmó que las constituciones deben reflejar los rectores de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU enfatizando sobre la importancia de la igualdad, el crecimiento económico, y el derecho a la ciudad e impulsar la protección de los derechos humanos.

"Habrá próximamente un evento en Córdoba, Argentina para discutir sobre la nueva generación de constituciones y cómo se interpretan los derechos humanos del siglo XXI. Esta Constitución de la Ciudad de México irradia en sus discusiones hacia un debate muy plural y multipartidario. El debate adelanta algunos debates que se van a dar en la nación mexicana, pero también sobre temas como el derecho a la ciudad y el derecho a la buena administración pública", dijo.

La Ciudad de México desarrolla actualmente su primera constitución que busca ser de vanguardia, además de preparar la capital mexicana para hacer frente a los desafíos del mundo actual y responder a los grandes problemas de la metrópoli.

La Carta Magna Capitalina, que busca ser un referente para el país y la región, propone reafirmar el poder de los ciudadanos para construir una democracia integral, reflejar la autonomía de la Ciudad y asegurar las tendencias progresistas que la ha caracterizado.

Por lo tanto, se plantea ampliar y garantizar los derechos de la población y consagra el derecho a la buena administración como precedente para generar una nueva relación entre servidores públicos y la ciudadanía.

"Esta Constitución es sumamente importante porque desde su concepción, el ADN de la Constitución de la Ciudad de México, se está tomando como marco referencial la reforma de derechos humanos que hubo en México en 2011 y esto ha hecho que se trabajara muy de cerca con la ONU", expuso Beteta.

"En el ADN de esta Constitución están los derechos humanos. Esto empuja la frontera de la interpretación de alcanzar mayores estados, progresivamente, del ejercicio de los derechos humanos en la Ciudad de México", agregó

El Representante de la CEPAL en este país recordó que la Ciudad de México tiene una economía mayor que mucha de los países de América Latina. Toda la región metropolitana tiene una economía comparable con la de Colombia, mayor que la de Portugal o Nueva Zelanda.

También tiene un Producto Interno Bruto (PIB) per cápita alto, el cual es el doble del promedio nacional, es decir, más de 20.000 dólares por persona por año. Sin embargo, señaló Beteta, la desigualdad hace que no haya un pleno ejercicio de los derechos humanos y que haya una esfera para ampliar la vida de los ciudadanos y ciudadanas de la Ciudad de México.

La CEPAL considera que el Proyecto de Constitución que se está discutiendo actualmente para la Ciudad de México está firmemente cimentado en la realización creciente y progresiva de los derechos humanos.

En un video difundido el miércoles en el marco de la inauguración del Encuentro Internacional sobre la Constitución de la Ciudad de México, la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, afirmó que este proyecto es una herramienta para alcanzar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de la ONU.

Recordó que el objetivo 11 tiene como propósito lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.

"En la CEPAL creemos que es posible cumplir esta Agenda 2030, cerrando brechas críticas de desigualdad, alineando políticas económicas con niveles de bienestar, y proponiento una política industrial activa e incluyente", dijo Bárcena.

Al respecto, Hugo Beteta señaló que "la visión del desarrollo sostenible debe estar en el corazón de una modernización y mayor ejercicio de los derechos humanos en el hemisferio en el siglo XXI".

La CEPAL, indicó, tiene un mandato de acompañamiento técnico a las autoridades nacionales y subnacionales para apoyarlas en la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

"Nosotros venimos con un mensaje de la importancia del desarrollo sostenible. Sí, por supuesto, se necesitan políticas económicas que induzcan a la innovación, al cambio tecnológico y al crecimiento, pero también necesitamos poner la igualdad en el centro y pensamos que la preocupación con el tema ambiental y todas las tecnologías conexas representan una gran oportunidad para reactivar el crecimiento económico y reducir la desigualdad y eliminar la pobreza", expuso Beteta.

Entrevista con Hugo Beteta, Director General de la sede subregional de la CEPAL en México