Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Las Américas buscarán eliminar ocho enfermedades infecciosas desatendidas

Foto: OPS
niños salud OPS.jpg
(30 de septiembre de 2016).- Los líderes en salud de los países miembros de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) acordaron ayer un nuevo plan de acción para eliminar ocho enfermedades infecciosas desatendidas y prevenir, controlar y reducir la carga de otras cinco en los próximos seis años. Asimismo, prevén acciones para reducir el riesgo de reintroducción una vez eliminadas.

Acordado durante el 55º Consejo Directivo de la OPS, el plan "es una muestra del compromiso regional renovado con el bienestar de la población más vulnerable, especialmente con quienes viven en condiciones de vulnerabilidad, áreas rurales y marginales", consideró Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Análisis de la Salud de la OPS.

"Hemos logrado avances en los últimos años, pero debemos acelerar el paso para poner fin a estas enfermedades que perpetúan a miles de personas en la pobreza", afirmó.

Las enfermedades que se buscan interrumpir transmisión o eliminar para 2022 son el tracoma, la enfermedad de Chagas, la rabia humana transmitida por el perro, la lepra, la teniasis y cisticercosis humanas, la filariasis linfática, la oncocercosis (ceguera de los ríos) y la esquistosomiasis. Mientras que las que se quieren prevenir, controlar y reducir su carga son la equinococosis quística (hidatidosis), la fascioliasis, la peste humana, la leishmaniasis (cutánea y visceral) y las geohelmintiasis (lombrices intestinales).

Las enfermedades infecciosas desatendidas afectan principalmente a las poblaciones en situación de pobreza extrema y causan sufrimiento, discapacidad permanente y muerte. En América Latina y el Caribe, unos 46 millones de niños viven en zonas de riesgo elevado de infección o reinfección por geohelmintos, cerca de 11 millones de personas están en riesgo de contraer tracoma, y 70,2 millones están en riesgo de contraer Chagas.

"La compleja distribución geográfica, la forma de transmisión y los factores sociales que determinan la ocurrencia de estas enfermedades, hacen más difícil su eliminación", explicó Luis Gerardo Castellanos, jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas Desatendidas, Tropicales y Transmitidas por Vectores de la OPS.

"Para terminar con ellas es necesario implementar programas integrados de prevención y detección de más de una de estas infecciones, ya que muchas veces afectan a los mismos grupos de población", consideró.

El plan, que se construye sobre la base de otro anterior (ver progresos abajo), plantea la necesidad de aumentar la detección y el diagnóstico tempranos de los casos y descentralizar la atención clínica, asegurar el acceso oportuno y asequible a los medicamentos para todos los que los necesitan, y garantizar los recursos humanos adecuados y suficientes.

También, recomienda afrontar simultáneamente varias enfermedades que afectan a los mismos grupos de población, y reducir el riesgo de transmisión mediante el aumento del acceso a agua segura, saneamiento básico, higiene y mejora de las condiciones de las viviendas.