Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

La paz en Colombia abre una oportunidad histórica para avanzar hacia un desarrollo sostenible, afirma la CEPAL

Foto: CEPAL
Bárcena Colombia CEPAL.jpg (17 de febrero de 2017).- La Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, señaló que la paz en Colombia debe ejercer como fuerza transformadora para lograr cambios estructurales profundos que sienten las bases de un desarrollo sostenible.

"Deben sentirse orgullosos del proceso de paz. Con todas sus imperfecciones, es el más profundo del siglo XXI", expresó Alicia Bárcena, quien llamó a empoderar a los jóvenes, que representan el 27% de la población del país, para que construyan la paz y a tomar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible como un instrumento para ello, ya que muchas de sus metas están presentes tanto en el Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 como en el propio acuerdo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En una conferencia ayer en Bogotá en la que participaron el Presidente colombiano Juan Manuel Santos y el economista Joseph Stiglitz, Premios Nobel de la Paz y de Economía, respectivamente, Bárcena destacó que Colombia tiene un gran potencial para superar la visión productiva extractivista, avanzar hacia un uso sostenible de los recursos naturales y lograr un gran impulso ambiental con inversiones en nuevas tecnologías e innovaciones que permitan la consolidación de un desarrollo bajo en carbono y la generación de empleos de calidad.

Al analizar el desempeño económico de Colombia, la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL explicó que en 2016 el producto interior bruto (PIB) avanzó un 2%, impulsado por el consumo y por la llegada de remesas, lo que contrarrestó la caída en el valor de las exportaciones (-13% respecto a 2015), debida fundamentalmente al petróleo.

Para este 2017, comentó, la CEPAL prevé una expansión de 2,7%, superior a las estimaciones del Gobierno y de otras instituciones internacionales.

"Apostamos por el proceso de paz", subrayó.

Previamente, entre 2010 y 2015, el país tuvo un crecimiento promedio del 4,5%, por encima de la media de América Latina (2,9%), lo que puso en evidencia su resiliencia ante la caída de los precios de las materias primas registrada en ese período, resaltó la Secretaria Ejecutiva. Ese crecimiento se sostuvo en gran medida gracias al mantenimiento de las tasas de inversión, especialmente en infraestructura.

Alicia Bárcena destacó además que la tributación directa, que si es progresiva fomenta la igualdad, ya alcanza el 50% de la recaudación total, y señaló que la reforma fiscal llevada a cabo en el país constituye también un ejemplo para la región. En materia macroeconómica, persisten no obstante otros desafíos en materia de inflación (5,75% a fines de 2016), déficit en cuenta corriente (-4,5% en 2016), desequilibrio fiscal (-0,4% en 2016) y desempleo (9,8% en 2015), apuntó.

Frente a ello, "Colombia ha hecho enormes esfuerzos en la formalización del trabajo y en la reducción de la pobreza, que disminuyó de 49,7% en 2002 a 27,8% en 2015", dijo Alicia Bárcena. En tanto, la desigualdad, si bien ha bajado, se mantiene en niveles altos, con un índice de Gini de 0,52 en 2015. En materia ambiental, la máxima representante de la CEPAL recordó además que Colombia es el único país de la región que tiene más del 50% de la superficie de su territorio cubierta por bosque natural.

Alicia Bárcena invitó a superar la fragmentación y la polarización social, a trabajar para lograr la reintegración social y laboral exitosa de los ex combatientes, a fortalecer las capacidades institucionales y a apostar por políticas industriales, mientras que a nivel externo llamó a fortalecer la integración regional y la gobernanza global ante el nuevo contexto hemisférico y las incertidumbres mundiales.