Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

ONU en México y CEPAL reconocen alineación de la Constitución de la CDMX a la Agenda 2030

Foto: CEPAL
Onu en México.jpg (16 de agosto de 2017]).- La Constitución de la Ciudad de México es uno de los primeros esfuerzos en el mundo que visualiza, en lo local, un nuevo estilo de desarrollo sostenible, con igualdad y con pleno respeto a los derechos humanos, alineado con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, dijo Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en un evento realizado hoy en la capital mexicana.

Durante el seminario "La Constitución de la Ciudad de México y los Objetivos de Desarrollo Sostenible", convocado por el Sistema de las Naciones Unidas en México y la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México (CDMX), Bárcena reconoció que esta última se haya dotado de una ley de avanzada para la formulación de un nuevo ciclo de políticas urbanas, económicas, sociales y ambientales.

"Uno de los grandes aciertos de este texto constitucional es a la vez uno de sus mayores retos: mantener el enfoque de derechos como horizonte sobre el enfoque de intereses que tanto ha permeado en el andamiaje institucional de nuestro hemisferio para avanzar hacia una cultura de la igualdad que desmonte la cultura del privilegio", aseguró Bárcena.

La alta funcionaria de las Naciones Unidas destacó que el nuevo marco jurídico contempla el derecho a la buena administración pública, la planeación y evaluación de políticas públicas, la creación de Alcaldías, el derecho al cuidado y a un ingreso básico universal.

Advirtió, sin embargo, que la Constitución enfrenta dos grandes retos: garantizar que toda la legislación secundaria se apegue al contenido de la primera y, "que se creen todos los dispositivos para que la Constitución se cumpla y no haya grandes brechas de implementación entre lo acordado y lo que efectivamente se traduzca en políticas, programas y acciones públicas. Los avances legislativos deben expresarse en mejores políticas y en cierre de brechas estructurales de desigualdad".

En la inauguración del evento, Antonio Molpeceres, Coordinador Residente Sistema de las Naciones Unidas en México, recordó que las distintas agencias y programas de la ONU participaron y asesoraron en la elaboración de la Constitución. Destacó además que es un instrumento local de avanzada porque ayuda a alcanzar objetivos globales.

Por su parte, el Director General de la Agenda 2030 de la Presidencia de la República, Adolfo Ayuso, dijo que México enfrenta el reto de alinear la planificación de políticas públicas a la Agenda 2030, vincular estos objetivos a un presupuesto suficiente y ejecutar las políticas públicas que permitan alcanzar los objetivos.

En tanto, el Coordinador General de la Unidad para la Reforma Política de la CDMX, Porfirio Muñoz Ledo, agradeció a la ONU su acompañamiento para garantizar que la máxima Ley de la ciudad de México estuviera en sincronía con la Agenda 2030 y con la declaración de los Derechos Humanos, "lo cual la hace una Ley de avanzada, no solo en México, sino en el mundo", expresó.

Alejandro Encinas, Presidente de la Asamblea Constituyente, destacó el carácter participativo con el que se elaboró la Constitución en donde, además de solicitar y consultar a diversos grupos, se instituyó el mecanismo de Parlamento Abierto en donde cualquier ciudadano pudo entregar sus propuestas para que fueran consideradas.

Asistieron al seminario Hugo Beteta, Director de la Sede Subregional en México de la CEPAL y los representantes de las agencias y programas de las Naciones Unidas en el país.