Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

La Misión en Colombia realiza preparativos para verificar el cese del fuego según un nuevo protocolo

Foto: Misión de la ONU en Colombia
09-30-colombia-mission.jpg (10 de octubre de 2016).- El jefe de la Misión de la ONU en Colombia indicó hoy que tras el resultado del plebiscito del 2 de octubre en ese país se debieron hacer algunos ajustes a las provisiones del Acuerdo de Paz relacionados con esa Misión.

Jean Arnault ofreció hoy una conferencia de prensa en la que destacó la respuesta madura y equilibrada a la crisis generada tras el triunfo del No en el plebiscito sobre el respaldo al Acuerdo de Paz entre el Gobierno y las FARC.

Señaló que ese resultado planteó el reto de definir los pasos a seguir para reconciliar la necesidad de la paz con un consenso nacional.

En este sentido, encomió la decisión del Gobierno y las FARC de reconocer el resultado desfavorable y emprender un diálogo con los sectores que se manifestaron por el No y con la ciudadanía en su conjunto.

También destacó el compromiso de ambas partes con el cese del fuego y el inicio inmediato del diseño de un nuevo concepto de separación de fuerzas que garantice la seguridad de los combatientes de las dos partes y la de las comunidades en los territorios.

Arnault explicó que sobre este nuevo diseño, la Fuerza Pública y de las FARC tomarán medidas de redespliegue que minimicen la posibilidad de encuentros armados y constituyan un puente entre el dispositivo actual y la implementación del acuerdo de cese al fuego definitivo y dejación de armas.

Como consecuencia de estos cambios, la Misión de Naciones Unidas también ha debido hacer ajustes, apuntó.

"Cumplido este trabajo de rediseño de cese el fuego, la ONU estará haciendo los preparativos logísticos, haciendo los cálculos en términos de número de observadores, de número de vehículos para cumplir con esa nueva verificación", dijo.

El jefe de la Misión añadió que en unos días viajará a la sede de Naciones Unidas en Nueva York para solicitar la aprobación de unas funciones que si bien no son muy distintas a las previstas en el Acuerdo de Paz, sí precisan la luz verde del Consejo de Seguridad.

Arnault afirmó que existe un fuerte apoyo al papel que la ONU puede tener en este momento de transición y exhortó a los Estado miembros a autorizar la participación plena de la Misión en la verificación de las nuevas medidas para el cumplimiento del cese al fuego.

Con información del Centro de Noticias de la ONU