Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

La educación fomenta la paz y una ciudadanía responsable

Foto: CINU México/Pierre-Marc René
foro educación
(01 de junio de 2016).- La Red por la Educación del Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi) llevó a cabo este miércoles un foro sobre la educación de calidad con el propósito de hacer del sistema educativo una herramienta básica para el desarrollo social.

El Primer Foro Educación de Calidad para la Formación de una Ciudadanía Responsable organizada en las instalaciones de la Escuela Bancaría y Comercial, Campus Dinamarca, en la Ciudad de México, tiene también como objetivo catalizar la generación de redes civiles e inter-organizacionales para trazar estrategias de intervención educativa en áreas marginadas.

En la conferencia magistral asistieron representantes de organizaciones como el Centro de Información de las Naciones Unidas (CINU) para México, Cuba y República Dominicana, el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE), la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), entre otras.

Las discusiones buscan contribuir con la mejora de la educación, a través de proyectos e ideas que fomenten la sinergia entre la iniciativa privada, el sector gubernamental y representantes de la sociedad civil.

La educación de calidad es una de las metas promovidas por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, que busca, entre otros temas, garantizar para el año 2030 una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos.

Para los próximos 15 años los gobiernos deberán trabajar para que todos los niños y niñas terminen los ciclos de la enseñanza primaria y secundaria, que ha de ser gratuita, que tengan acceso a servicios de atención y desarrollo en la primera infancia, así como eliminar las disparidades de género en la educación.

Los ODS buscan, entre otros, garantizar para 2030 el acceso en condiciones de igualdad de las personas vulnerables, incluidas las personas con discapacidad, los pueblos indígenas y los niños en situaciones de vulnerabilidad, a todos los niveles de la enseñanza y la formación profesional, así como asegurar el acceso para todos a una formación técnica, profesional y superior de calidad, incluida la enseñanza universitaria.

Al respecto, Elaine Reynoso, directora general de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, afirmó que existen muchos retos para el siglo XXI como la salud, la seguridad, el cambio climático, la biodiversidad amenazada y el agua, el conocimiento y el aprendizaje pueden jugar un papel importante en la transformación y en el desarrollo de los países.

Señaló que el conocimiento es un factor de empoderamiento y bienestar para la población, por lo que para combatir la pobreza y la desigualdad social y económica, se requiere llegar a las comunidades que no tienen acceso al aprendizaje.

"Hay que pensar en una educación para toda la vida, que sea flexible, diversa y accesible en el tiempo y en el espacio. El énfasis está en las habilidades y las actitudes para formar individuos comprometidos con su entorno con juicio y capacidad de acción", explicó.

A su vez, María Antonieta Aguilera García del INEE, comentó que la ciudadanía responsable es aquella que se fundamenta en la acción y los derechos.

"Todos somos sujetos de derechos y debemos de respetar los derechos de los otros. Esta ciudadanía responsable implica compromiso y corresponsabilidad con la sociedad a la que se pertenece, implica desarrollar un sentido de pertenencia a la comunidad y por lo tanto, demanda desarrollar habilidades y actitudes para vivir en una comunidad", expuso.

Agregó que este tipo de ciudadanía demanda ciudadanos corresponsables de la mejora de su sociedad, capaces de movilizar acciones permanentes con otros que de transformar su comunidad de manera positiva, por lo que la educación juega un papel importante en ese proceso.

"La educación ciudadana implica un proceso integral orientado a fortalecer el desarrollo de competencias de la ciudadanía con la convivencia de las personas en el colectivo", indicó al mencionar que también se requiere de una participación de todos.

Mariana Castro, oficial nacional de información del CINU México comentó que la educación fomenta la paz y explicó que la Agenda 2030 fue desarrollada por los Estados para los Estados. Presentó pequeñas acciones concretas que los ciudadanos pueden realizar para alcanzar las metas, como comprar los productos locales, planificar las comidas, desplazarse en bicicleta o en transporte público, así como reducir los desechos usando tazas de café reutilizables.