Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Inacción ante el cambio climático desestabilizará el desarrollo de los pueblos

Foto de archivo: UNICEF
UNICEF cambio climático.jpg
(27 de marzo de 2017).- El cambio climático genera un desafío inmenso a los todos los países del mundo, pero la inacción o una acción insuficiente ante este fenómeno desestabilizarán los sistemas naturales que sustentan el desarrollo económico y social de los pueblos.

"Es sólo con un esfuerzo urgente y concreto que podemos superar este desafío", dijo Patricia Espinosa, Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC).

Espinosa afirmó que la acción proactiva ante el calentamiento global y la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible abren importantes oportunidades para las empresas y ofrecen un mercado de oportunidades evaluado a más de 12 billones de dólares.

"Debemos revertir la curva de las emisiones de gases de efecto invernadero, construir sociedades resilientes a los impactos climáticos y reducir el riesgo, limitando el calentamiento global a niveles seguros. Y las políticas que logran estos objetivos deber ser desarrolladas con un enfoque en el bienestar de las personas, una buena administración del planeta y un crecimiento económico responsable", expresó.

En un video grabado en el marco de la Reunión Especial de la Asamblea General de la ONU sobre el Cambio climático y el Desarrollo Sostenible que se llevó a cabo la semana pasada, Espinosa destacó la importancia de abordar ambas agendas de manera integrada por el cambio climático es una realidad de los países y puede impactar el desarrollo económico y social de los pueblos.

"Ahora que estamos en el proceso de implementación, tenemos que ser muy eficientes para lograr que las agendas se reúnan y que los programas que los países pongan en marcha, integren plenamente todas las dimensiones que afectan el desarrollo económico y social y el bienestar de los pueblos", dijo.

Por lo tanto, la alta funcionaria de Naciones Unidas indicó que se necesita impulsar una transformación económica y social que promueva el uso responsable de los recursos naturales y proteja el medio ambiente para las futuras generaciones.

"Esta transformación debe definirse por la igualdad, la innovación y la inversión en un futuro en el que las sociedades y las economías resilientes estén impulsadas por motores de crecimiento limpios", concluyó.