Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Hermano de Berta Cáceres llama a la población a unirse para proteger el medio ambiente

Foto: CINU México
Juan Manuel Cáceres.JPG (09 de diciembre de 2016).- El hermano de la activista hondureña Berta Cáceres, Juan Manuel, hizo un llamado a la población a unirse para proteger el medio ambiente, la biodiversidad y los derechos humanos.

En entrevista con ONU México tras recibir el premio póstumo Campeón de la Tierra que le otorgó el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente a Berta Cáceres, Juan Manuel afirmó que se necesita una mayor concientización de la población sobre los impactos de la destrucción de la biodiversidad en el bienestar y la salud humana.

"Debemos entender que el asunto de la destrucción de la Tierra no es un tema de moda ni un tema que sólo los ambientalistas tienen, sino que tarde o temprano si no tenemos conciencia de cuidar el planeta, nos va a alcanzar a todos", dijo.

"Debemos tener una conciencia cada uno de nosotros de hacer algo para cuidar donde vivimos, administrar bien, de evitar que los gobiernos, a veces, se creen los dueños de todo y sean malos administradores de la justicia y de los hábitats de cada país", agregó Cáceres.

Juan Manuel Cáceres pidió a la gente luchar y ser voluntarios en proteger el medio ambiente.

Berta Cáceres, la activista hondureña por los derechos de los pueblos indígenas, asesinada en marzo de este año, fue una de los seis elegidos para el Premio Campeones de la Tierra, el máximo galardón que otorga anualmente el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

La líder hondureña fue reconocida de forma póstuma por su labor al frente del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), una agrupación que aboga por los derechos territoriales de las poblaciones autóctonas del país centroamericano.

Cáceres lideró numerosas campañas por causas ambientales y sociales en un país que sufre algunas de las cifras más altas de pobreza y crímenes violentos en el mundo.

El PNUMA recordó que la muerte de Berta, a los 44 años, desató un repudio internacional contra los niveles inaceptables de violencia e intimidación que enfrentas los activistas ambientales en muchos países.

Su lucha más prominente fue en contra del proyecto de represa hidroeléctrica de Agua Zarca por valor de 50 millones de dólares, que según Berta, se estaba construyendo sin una adecuada consulta con la comunidad indígena Lenca.

Ese pueblo teme que la represa perjudique sus medios de subsistencia, los prive de alimentos, medicinas y acceso al río, que muchos consideran sagrado.

Entrevista con Juan Manuel Cáceres