Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Haití: Un mes después del paso del Huracán Matthew, 600.000 niños todavía necesitan ayuda

Foto: MINUSTAH/Logan Abassi
10-18-2016Haiti.jpg
(04 de noviembre de 2016).- Un mes después de que el Huracán Matthew azotara Haití, cerca de 600.000 niños y niñas viven acechados por las enfermedades, el hambre y la desnutrición, y necesitan ayuda humanitaria urgente, informa este viernes el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

"Un mes después del huracán, la vida de más de medio millón de niños y niñas en Haití sigue estando lejos de volver a la normalidad", explica Marc Vincent, representante de UNICEF en Haití.
"Demasiados niños siguen sin hogar, pasan hambre, están fuera de la escuela y en peligro. Estamos reforzando nuestra respuesta en emergencia y ayudando a tantos niños como podemos, lo más rápido que podemos hacerlo."

Haciendo una valoración de la situación de la niñez desde que la tormenta categoría 4 arrasara edificios y destruira el sustento de miles de personas en Haití, UNICEF señala que en un mes se han identificado al menos 1.000 casos posibles de cólera entre los niños y niñas. De los 219 centros de atención en el país, 18 han sufrido daños en el Departamento de Grand Anse en el Sur, la zona más afectada por el huracán. Esto está complicando aún más los esfuerzos para contener la propagación de la enfermedad.

La destrucción total de cultivos, y la pérdida de las reservas alimentarias y el ganado en algunas de las zonas más afectadas, han dejado a más de 800.000 personas en necesidad de asistencia humanitaria inmediata y a más de 112.000 niños en riesgo de desnutrición aguda.

Unos 50.000 niños y niñas se han quedado sin hogar y viven en albergues temporales. Se calcula que otros 3.500 que están viviendo en centros de atención necesitan ayuda para acceder a servicios de nutrición, agua y saneamiento.

Acciones de UNICEF para ayudar a los niños haitianos

UNICEF trabaja con aliados nacionales y otras organizaciones para proporcionar asistencia básica a los niños y niñas en condiciones más vulnerables. Hasta ahora, las acciones conjuntas incluyen el suministro diario de agua potable para 100.000 personas; el apoyo a una campaña de vacunación contra el cólera que iniciará la próxima semana y que llegará a 900.000 personas; así como la distribución diaria de 100 a 200 kits de prevención contra el cólera, que incluye tabletas purificadoras, jabón y sales de rehidratación oral.

UNICEF también entrega un paquete integral de servicios para prevenir y tratar la desnutrición entre niños y niñas menores de cinco años, así como a mujeres embarazadas y lactantes que viven en zonas afectadas por el huracán.

El Fondo estableció espacios móviles adaptados a los niños, en donde los niños y familias más vulnerables reciben apoyo psicosocial y capacitar a 60 personas para atenderlos. También repara 130 escuelas, distribución de "escuelas en una maleta de UNICEF" y kits para el desarrollo de la primera infancia, para que los niños y niñas puedan reanudar las actividades de aprendizaje lo antes posible.

UNICEF necesita más de 23 millones de dólares para poder responder hasta fin de año a las necesidades humanitarias de los niños afectados por el huracán, incluyendo las acciones para frenar el cólera.