Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Haití: La gente está en el centro de la respuesta de la ONU al cólera

Foto: OPS

11-25-haiti-cholera-vacntion.jpg

(30 de noviembre de 2016).- La lucha contra el cólera en Haití será larga y exhaustiva, pero Naciones Unidas estará presente, al lado del pueblo y las autoridades haitianas, declaró el portavoz de la ONU, Stephan Dujarric, en la víspera de la presentación del nuevo enfoque de la Organización para combatir la epidemia en ese país.

La nueva estrategia contra el cólera se anunció en agosto pasado y deberá ser presentada por el Secretario General, Ban Ki-moon, a la Asamblea General de la ONU el 1 de diciembre. El plan comprende operativos rápidos en las zonas afectadas y la prevención de crisis futuras de salud pública.

El nuevo enfoque se centra en el bienestar de la gente y propone la implementación de un programa de asistencia material y apoyo a los haitianos afectados directamente por la enfermedad.

"Es un plan que va al fondo del problema con inversiones a largo plazo en las instalaciones sanitarias que el país necesita para erradicar el cólera e inversiones a corto plazo para frenar su transmisión. Lo más importante es que se trata de un plan que coloca a las personas y a las comunidades afectadas por el cólera en el corazón de nuestros esfuerzos", explicó Dujarric.

El portavoz subrayó que la ONU debe escuchar al pueblo haitiano, especialmente a las comunidades impactadas por la enfermedad, por lo que serán muy importantes las consultas con esos segmentos de la población.

"Sólo las comunidades nos podrán decir qué necesitan y cómo podemos ayudarlas", apuntó.

Dujarric explicó que en una segunda etapa, la estrategia tendrá una orientación individual que exigirá la identificación precisa de las víctimas del cólera y de sus familiares, así como una evaluación que permita establecer "un monto por cada deceso". No obstante, esa fase "tomará mucho más tiempo", advirtió.

"Sabemos muy bien, el Secretario General sabe muy bien, que la ONU tiene una responsabilidad moral con las personas más afectadas por el cólera. Lamentamos el sufrimiento terrible del pueblo haitiano debido a la epidemia", subrayó el portavoz.

La ONU estima que el programa costará unos 400 millones de dólares. "No es una suma inalcanzable y el Secretario General espera que la Asamblea General, que la comunidad internacional, sea solidaria y quiera ayudar a Haití en un momento en que el país necesita esa ayuda", dijo.

"Lo más importante a largo plazo es una inversión sostenida en la red sanitaria de Haití para garantizar que la distribución del agua sea segura. Que el agua sea potable y que no infecte más a las personas, como ha ocurrido con el cólera", concluyó Dujarric.

Con información del Centro de Noticias ONU