Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Haití: El cólera desaparecerá si se garantizan fondos suficientes para la respuesta, dice el asesor de la ONU

Foto: OPS
Haiti_Cholera_PAHO_2016.jpg
(07 de diciembre de 2016).- La lucha contra el cólera en Haití puede ganarse si se garantizan los fondos suficientes para la respuesta hasta 2018 y si los programas de vacunación se combinan con otras medidas como el suministro de materiales para clorar el agua y campañas intensivas de educación, dijo el asesor especial de la ONU, David Nabarro.

"Quiero suficiente dinero en el banco para tener segura esta capacidad de respuesta hasta 2018. Entonces podremos acabar de verdad con este brote, reducirlo a cifras muy pequeñas. Si combinamos los suministros adecuados para el agua y el saneamiento de cada haitiano, el cólera desaparecerá", aseveró Nabarro al Centro de Noticias de la ONU.

Haití ha afrontado un brote de cólera desde octubre de 2010, unos nueve meses después de sufrir un devastador terremoto. Se estima que este brote ha afectado a 788.000 personas y se ha cobrado más de 9.000 vidas. Los esfuerzos concertados nacionales e internacionales, respaldados por Naciones Unidas, han reducido un 90% el número de posibles casos.

Si bien la cifra de afectados sigue siendo alta y los brotes recientes - debido en parte al impacto del huracán Matthew - muestran la vulnerabilidad de la población ante la enfermedad, los funcionarios de la ONU consideran que el desafío no es insuperable.

El llamamiento del asesor especial se presenta apenas unos días después de que el Secretario General Ban Ki-moon se disculpara con la gente de Haití, expresándole su tristeza por la pérdida de vidas y el sufrimiento causado por la epidemia de cólera en el país. En esa ocasión, Ban también presentó su informe "Un nuevo enfoque al cólera en Haití", en el que delinea el camino a seguir e incluye medidas inmediatas para contener el brote y proveer apoyo a largo plazo a los afectados, mientras que subraya también la necesidad de fondos adecuados para la propuesta.

En la entrevista, Nabarro señaló que en agosto de este año fue evidente que el número de enfermos de cólera en Haití era mayor que el año anterior. Debido a la falta de recursos, los equipos que podían responder rápidamente cuando se reportaban personas con síntomas de cólera se habían reducido de 70 a 30.

"Con una situación como esa, en la que no se puede responder con rapidez cuando alguien está enfermo, empiezan a aumentar los cuadros de diarrea, y probablemente cólera, entre las personas cercanas al paciente", indicó.

La ONU tomó prestados recursos internos para incrementar la cantidad de equipos de respuesta rápida. Como resultado, esos grupos pasaron de 32 en abril a 88 el día de hoy y la mayoría de la gente que se había reportado enferma con diarrea y quizá cólera, ahora puede recibir tratamiento en un plazo de 48 horas después de reportado el padecimiento.

Cuando el huracán Matthew pasó por Haití a principios de octubre, a la ONU le preocupó mucho que hubiera un resurgimiento del número de enfermos de cólera porque la tormenta dañó las instalaciones sanitarias y las aguas residuales del alcantarillado se filtraron a las fuentes de donde la gente obtenía agua para beber.

La existencia de más equipos de respuesta rápida permitió que se movilizaran un millón de dosis de la vacuna inmediatamente después del huracán y el personal de salud administró más de 700.000 en las zonas afectadas por ese meteoro en Haití.

Aunque la vacuna no es un 100% efectiva, si se combina con otras medidas, como la cloración del agua y una campaña intensiva de educación, el impacto puede ser dramático, dijo Nabarro y añadió que la ONU tiene el propósito de inmunizar a todos en el país, idealmente con dos dosis.

El número de personas con cólera está por debajo de los niveles registrados durante este periodo el año pasado y el anterior. "Esto se hizo teniendo recursos", explicó. "No se puede dar una respuesta efectiva al cólera sin dinero seguro", agregó.

"Así se pueden implementar las cinco medidas necesarias para controlar un brote: una respuesta rápida, un tratamiento efectivo, vacunación, cloración del agua, y una campaña de educación y participación pública", concluyó.

Con información del Centro de Noticias de la ONU