Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Flujo de migrantes se mantiene constante y alto en México

Foto de archivo: OIM México
las bestia México OIM.JPG
(10 de noviembre de 2016).- Desde el mes de mayo del presente año, se ha reportado en México un flujo importante de migrantes extracontinentales que vienen de Haití y África, los cuales buscan llegar a Estados Unidos para encontrar una vida mejor.

En entrevista con ONU México, Christopher Gascon, Representante de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en México afirmó que alrededor de 4.500 personas provenientes de Haití y países africanos se encuentran en Tijuana y Mexicali, en la frontera de México con Estados Unidos.

"Lo que nos preocupa es que siendo tantas personas, rebasa la capacidad de la sociedad civil en los albergues para alojarlas, darles la atención que merecen y que necesitan. Hemos empezado a preocuparnos y ver cómo podemos mejorar la situación, apoyar a las instituciones que se dedican a la atención a migrantes y crear una posibilidad de agencia que los apoye", dijo.

El Representante de la OIM comentó que muchas de estas personas, en algún momento, estuvieron en Brasil, ya que después del terremoto de 2010 en Haití, la potencia económica latinoamericana dio muchas opciones a los haitianos.

El boom de construcción por el Mundial de Futbol de Brasil en 2014 y los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro en agosto pasado atrajo una gran cantidad de personas, pero este boom ya terminó. Brasil está actualmente pasando por un periodo económico un poco más difícil.

Por lo tanto, desde mayo pasado, empezaron a moverse personas que buscan otras opciones.

Gascon contó que ese viaje dura aproximadamente tres meses y los migrantes pasan por 10 países de la región y Centroamérica para llegar a México. De ahí, tratan de pasar la frontera para llegar a Estados Unidos y pedirle asilo.

Foto: OIM México
Haitianos Tijuana Mexicali OIM.JPG En su gran mayoría, los migrantes extracontinentales tienen un oficio de salida, es decir, pasando por la frontera sur se tienen que presentar a las autoridades del Instituto Nacional de Migración (INAMI), quienes tienen que dictaminar lo que van a hacer, pero en el caso de muchos de ellos no hay una posibilidad de un retorno.

"Les dan 20 días para regularizar su situación (migratoria). En ese periodo se obtiene un oficio de salida y luego pueden pedir a México una visa o quedarse aquí o dejar el país", explicó Gascon.

"Por lo que hemos visto, estas personas se trasladan de la frontera sur hacia la frontera norte y ahí su idea es pasar hacia Estados Unidos. Esto toma un buen tiempo porque son tantas personas. Las autoridades estadounidenses están entrevistando a 110 personas al día. 60 en Tijuana, 40 en Mexicali", agregó.

Al acercarse el invierno y las temperaturas frías en el norte de México, la OIM está preocupada por la salud de estos migrantes porque muchas de estas personas no están acostumbradas a los resfríos, gripas, lo cual también puede afecta a toda la población local.

"En términos de salud general, no ha habido problema. La gente es bastante saludable, pero se está enfrentando a otro clima y hay que cuidar esta parte", expuso.

En ese sentido, la OIM ayuda a la sociedad civil para apoyar a los migrantes que se encuentran en Tijuana y Mexicali.

"Tratamos de no dar insumos alimenticios porque de eso se encarga el gobierno. Lo nuestro va más hacia estructura o capacidad. También entregamos un poco de ropa, aunque la sociedad civil se ha organizado para entregar ropa a personas que están llegando de países del sur acostumbradas a vivir en condiciones climáticas más calurosas y evidentemente en Tijuana y Mexicali la temperatura va a ir bajando poco a poco", indicó Christopher Gascon.

Centroamericanos

Desde hace varios años, México registra la llegada de más de 400.000 personas provenientes de Centroamérica que huyen de sus países por cuestiones económicas, de violencia o de reunificación familiar.

"Este flujo es constante y en el cual estamos trabajando. Tenemos una presencia de la OIM en la frontera sur, en Tapachula y otra en Tenosique que compartimos con ACNUR. Tratamos de apoyar a las personas con su tránsito migratorio. Son personas que transitan de forma irregular y son sujetos a retorno a su país de origen, lo cual es más fácil para las autoridades mexicanas.

A diferencia de los migrantes extracontinentales y especialmente de las personas provenientes de países africanos, cuyo retorno no es una opción viable para las autoridades migratorias, los migrantes centroamericanos son sujetos a deportación ya que muchos de ellos transitan de forma irregular.

"Los centroamericanos se encuentran en una condición de retorno mucho más frecuente, pero lo siguen intentando y son cientos de miles de personas al año que tratan de transitar por México. Nos preocupa el tema de seguridad humana y tratamos de desarrollar programas", comentó el Representante de la OIM.

La agencia que se integró oficialmente al Sistema de la ONU en septiembre pasado, tiene presencia en la frontera sur mexicana con una oficina en Tapachula y otra en Tenosique que comparte con la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) para apoyar a las personas con su tránsito migratorio.

Gascon adelantó que la OIM está actualmente desarrollando un programa conjunto con UNICEF y ACNUR para trabajar en diferentes zonas del país, en especial en la ruta migratoria para tratar de atender a las personas que están en tránsito.

"Con este programa tratamos de ser un catalizador de acciones, pero estamos a la espera de la aprobación de este proyecto que esperemos venga pronto", afirmó.

Foto de archivo: ACNUR/Achilleas Zavallis
02-19-2016Children.jpg Niños no acompañados

En 2014, se ha registrado un flujo más importante de niños no acompañados, el cual la OIM considera como una crisis humanitaria, ya que en muchos casos estos menores huían la violencia en sus países o buscaban encontrar a sus familiares en Estados Unidos.

Si bien la situación ha mejorado en sus países de origen, la OIM ha notado que el número de niños que están intentando este viaje no ha bajado.

"Estamos al tanto. Tenemos una excelente colaboración con las distintas instancias de gobierno como la SIPINNA (Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes), Secretaría de Gobernación, INAMI, INDESOL, el DIF que se preocupan también de esta situación", dijo.

Ventajas

Christopher Gascon afirmó que si bien a nivel global se está promoviendo un rechazo político ante esta densidad de población que se está moviendo actualmente en Europa por la crisis de refugiados sirios y en las Américas, la migración tiene muchas ventajas para los países, especialmente las naciones del norte que sufren de un déficit poblacional importante.

"Son ciclos. En este momento estamos pasando por un periodo más difícil. Sin embargo, la migración es algo muy necesario y muy útil. En los países del norte tenemos un déficit poblacional, mientras que en los países del sur tenemos un superávit. La capacidad que están trayendo para llenar puestos, colaborar o aportar es vital para todas las naciones", señaló.

Por lo tanto, Gascon subrayó que ante la situación actual, los gobiernos y la sociedad civil deben trabajar para garantizar la seguridad humana de los migrantes.

Foto: OIM México
Haitianos Tijuana Mexicali OIM 2 3.JPG Declaración de Nueva York

En septiembre pasado, la ONU sostuvo una Cumbre sobre Refugiados y Migrantes, durante la cual la Asamblea General adoptó la Declaración de Nueva York, un documento en el cual la comunidad internacional y los jefes de Estados y de Gobierno se comprometieron en proteger los derechos humanos de estas personas, sin importar su estatus, y respetar las normas internacionales vigentes en ese ámbito.

"México está tomando un liderazgo importante en cuanto al pacto global y va a querer jugar un rol importante en el tema. Lo que dijo el Presidente Enrique Peña Nieto en la Asamblea General fue muy claro, reconociendo que la migración es algo inevitable y necesario. Hablaba del mestizaje que siempre se hizo y que viene adelante. Hay que prepararnos a aceptar este movimiento global y México en esa visión lo tiene y eso nos ayuda mucho", comentó Gascon.

Cambio climático

El Representante de la OIM en México explicó que el cambio climático genera también una migración importante de personas y a futuro los países deberán buscar medidas para manejar esta situación.
Señaló que las sequias y las inundaciones siempre van a afectar a poblaciones de una forma repentina.

"Cuando hablamos de evento repentino normalmente son salidas de corto plazo y regreso rápido al país de origen. Cuando son situaciones que suceden en varios años como las sequias, la subida del nivel del mar en las islas y que no hay un retorno posible, es otro aspecto que hay que manejar", concluyó.

Entrevista con Christopher Gascon, Representante de OIM en México