Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Expertos en derechos humanos de la ONU instan a acciones para frenar la "amenaza invisible" del aire tóxico

Foto: Banco Mundial/Curt Carnemark
03-25-2014Air_Pollution.jpg (24 de febrero de 2017).- Los expertos en derechos humanos de Naciones Unidas instan a los Estados adoptar urgentemente medidas más efectivas, incluyendo legislación y normas para las empresas, para garantizar los derechos de la población mundial a la vida y salud en entornos libres de contaminación.

"La contaminación atmosférica es una amenaza importante para los derechos humanos en todo el mundo y los contaminantes tóxicos del aire están asociados con un mayor riesgo de enfermedad por accidente cerebrovascular, enfermedades cardíacas, cáncer y enfermedades respiratorias, incluido el asma", dijo el Relator Especial de la ONU sobre derechos humanos y sustancias y desechos peligrosos , Baskut Tuncak, en un comunicado de prensa emitido hoy por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH).

Siete millones de personas mueren de manera prematura cada año debido a la exposición a la contaminación atmosférica, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además, cada vez más investigaciones indican que la polución del aire se ha convertido en la principal causa ambiental de muerte en el mundo.

Pandemia invisible

"Las niños y las personas en condiciones de vulnerabilidad, incluidas las mujeres en edad reproductiva y las personas de la tercera edad, las que tienen una mala salud y las que viven en comunidades menos ricas, siguen siendo las más vulnerables", advirtieron los expertos.

De acuerdo con UNICEF, 300 millones de niños, casi uno de cada tres del total de menores en el mundo, viven en áreas que tienen los niveles más tóxicos de polución atmosférica en el exterior.

"Una amenaza como esta ya no puede ser ignorada. Los Estados tienen el deber de prevenir y controlar la exposición a la polución atmosférica toxica y proteger la población contra sus efectos adversos sobre los derechos humanos", expresaron.

Los expertos alertaron que "la impunidad para los responsables de la contaminación atmosférica es generalizada, con reportes recientes de ministros de medio ambiente que niegan sus efectos, a pesar de que de las evidencias que muestran el contrario".

"Una acción urgente es necesaria ahora", dijeron.

La cooperación internacional también es necesaria para promover la adopción de medidas preventivas y de control en los sectores industrial, energética y del transporte.

"Además de una legislación sólida y plenamente aplicada, necesitamos inversiones en infraestructura e incentivos a largo plazo para reducir la contaminación e impulsar la innovación tecnológica. Mejorar la regulación de las emisiones toxicas de las fuentes industriales y de los vehículos, fortalecer las políticas del manejo de desechos y el reciclaje, así como promover las energías renovables son pasos cruciales para atender de manera eficaz las cuestiones de calidad del aire y de salud pública", concluyeron.