Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Es necesario reformar el parlamento teniendo en cuenta las cuestiones de género para eliminar la violencia contra las mujeres: UIP

UIP.JPG
(24 de noviembre de 2016).- La Unión Interparlamentaria (UIP) considera necesario realizar reformas que tengan en cuenta las cuestiones de género en los parlamentos. Esto como parte de la continuidad del organismo a su estudio de referencia sobre el sexismo contra las mujeres parlamentarias.

Con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la UIP presenta una enfoque innovador que desafía a los parlamentos en cuanto a su funcionamiento y métodos de trabajo, y cómo estos contribuyen a lograr la igualdad entre los géneros.

La publicación Evaluación de la sensibilidad de género. Herramienta de autoevaluación para los parlamentos constituye un primer paso de esta iniciativa y prepara el camino para evaluar con honestidad la representación equitativa de las mujeres en el parlamento y el trato que reciben las parlamentarias, además de identificar las medidas necesarias para transformar los parlamentos en instituciones sensibles al género.

La mayoría de los parlamentos siguen dominados por los hombres, ocupando las mujeres tan solo el 22% de los escaños parlamentarios en todo el mundo. La situación no mejora cuando asumen sus funciones, ya que es común que las parlamentarias no estén suficientemente representadas en los puestos de nivel superior o en los comités clave, que deban enfrentarse a un entorno de trabajo hostil o que se vean sumergidas en prácticas y normas no escritas que dan prioridad a los hombres. Todo esto puede limitar sus aportaciones a la función normativa del parlamento y socavar así la eficiencia, la efectividad y la legitimidad del parlamento.

Además, en una encuesta de la UIP publicada recientemente se pone de manifiesto la generalización del sexismo, la violencia y el acoso que padecen las parlamentarias de todo el mundo. De las 55 parlamentarias encuestadas, más del 80% había experimentado alguna forma de violencia psicológica. Un 20% de las que respondieron afirmaron que habían sido abofeteadas, empujadas o golpeadas, también por otros miembros del parlamento.

"¿De qué manera pueden trabajar juntos y con eficacia las mujeres y los hombres en un entorno que no respeta por igual sus derechos y su seguridad? La igualdad entre los géneros debe ser una prioridad para todos los miembros de la comunidad parlamentaria. Debemos velar por que los parlamentos se adhieran al principio fundamental de la igualdad entre hombres y mujeres, aborden el problema de la violencia por motivos de género y el acoso en el parlamento, garantizen un trato igualitario y respetuoso y se conviertan en parte de la solución a la desigualdad de género. En resumen, necesitamos una reforma institucional", explica el Secretario General de la UIP Martin Chungong.

La evaluación sobre la sensibilidad de género para los parlamentos reúne a los parlamentarios y a la administración parlamentaria para que juntos examinen abiertamente estas cuestiones y establezcan las iniciativas que se pueden adoptar para abordarlas, ya sea fortaleciendo el marco político y jurídico del parlamento en cuanto a igualdad de género, creando infraestructuras y políticas que respalden una cultura sensible al género en el parlamento o mejorando las capacidades y los recursos del personal para lograr la igualdad entre los géneros.

"Los parlamentos deben hacer examen de conciencia y mirarse a través de una lente de género. Deben reconocer que no son imparciales en cuanto al género. La evaluación de la sensibilidad al género de los parlamentos tiene por objetivo apoyar los esfuerzos de los parlamentos a la hora de abordar la violencia contra las mujeres parlamentarias, para que se conviertan en una referencia en cuanto a igualdad de género y un modelo para el resto de la sociedad. Déjenme subrayar que el resultado final será el fortalecimiento de la contribución parlamentaria a la eliminación de la violencia contra las mujeres", declara Martin Chungong.