Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

El nuevo pacto global «debe hacer la diferencia» en la vida de los refugiados y migrantes, dice la asesora especial de la ONU

27-10-16abuzayd.jpg (28 de octubre de 2016).- La adopción de la llamada "Declaración de Nueva York" debe hacer una diferencia en la vida de los refugiados y migrantes, subrayó la saliente asesora especial de la ONU sobre la materia.

Karen AbuZayd trabajó con la entidades de la ONU y realizó consultas con los Estados miembros y los actores relevantes antes de la primera Cubre de la ONU sobre Refugiados y Migrantes.

Su trabajo culminó con un acuerdo histórico adoptado el 19 de septiembre para afrontar los desafíos de la gente que ha debido desarraigarse. Los países prometieron proteger y salvar las vidas de refugiados y migrantes, además de dividir de manera justa la carga y la responsabilidad de acoger y apoyar a esas personas

La ONU estima que 65 millones de personas, una cifra récord, han sido forzadas a abandonar sus hogares. Miles mueren en el mar cada año mientras que otros que huyen de la guerra por tierra se encuentran con fronteras cerradas.

Ha pasado un mes desde la Cumbre y los comentarios con respecto al histórico acuerdo continúan. Karen AbuZayd dijo al Centro de Noticias de la ONU que el evento fue un éxito.

Centro de Noticias (CN): ¿Podría decirnos si la Cumbre fue exitosa y en qué medida?

Karen AbuZayd: Creemos que fue un éxito. En términos de que 193 Estados firmaron una serie de compromisos y algunas de las cosas que se lograron fueron buenas y deben hacer una diferencia en la vida de los refugiados y migrantes.

CN: ¿Qué impacto tiene la Declaración de Nueva York?

Karen AbuZayd: El impacto, esperamos, será para los refugiados y migrantes. Se verá en cómo viven, en cómo son recibidos en los países y en lo que pase con ellos después de que lleguen a un nuevo lugar. Hubo muchos compromisos relacionados con eso, con recibirlos e incluirlos: garantizar que aprendan el idioma del nuevo país, que tengan un trabajo, que reciban educación. Todas estas cosas son parte del compromiso que firmaron los Estados.

CN: Con todo lo que está pasando en el mundo, ¿ha visto que disminuya o que aumente el interés desde que se tomaron estas resoluciones?

Karen AbuZayd: No hay tanto entusiasmo como en los días previos a la Cumbre, pero estamos aquí un mes después y seguimos trabajando, reuniéndonos y hablando. Y la gente sigue preguntando y aportando ideas sobre las cosas que podemos hacer, muchas de ellas en el ámbito de la ONU. Las agencias y departamentos de Naciones Unidas tienen muchas cosas en mente para contribuir y creo que hay muchos compromisos verbales hasta 2018, la gente quiere seguir enterándose de esto. Creo que aún hay entusiasmo o al menos interés en el tema pese al mal clima político para los refugiados y migrantes.

CN: ¿Cuáles son los próximos pasos propuestos para llegar al pacto global en 2018?

Karen AbuZayd: ACNUR se hará cargo del pacto para refugiados porque ha empezado a observar nuevos flujos de refugiados y debe contemplar la situación de quienes llevan mucho tiempo en esa condición. Esto es muy importante porque hay refugiados a quienes se ha ignorado por décadas. ACNUR desarrollará, en conjunto con los Estados miembros, los países de acogida y los de reubicación, el pacto o el pacto provisional que será finalizado en 2018. Queremos celebrar una conferencia intergubernamental sobre migración en 2018. Hay países que ya han ofrecido organizar una reunión preparatoria, México, por ejemplo. Así que se están tomando medidas que avanzarán gradualmente hasta 2018, cuando se acepte el pacto en la conferencia.

Foto: ONU/Mark Garten
27-10-16abu-jordan.jpg CN: ¿Ha notado algún cambio en la gente tanto en el público como en los funcionarios gubernamentales con respecto a los refugiados y migrantes?

Karen AbuZayd: Me gusta pensar que hay un enfoque más positivo. Diría que hay mucha más atención. Artículos y noticias que tratan el tema, algunos incluso critican el resultado de la Cumbre porque querían un documento más firme. Nosotros también queríamos algo más fuerte, pero hay que negociar. Por ejemplo, decíamos que los niños deberían estar en la escuela en pocos días, lo que es poco realista, y los participantes dijeron que en pocos meses, entonces quedó "deben ir a la escuela". Igual ocurrió con muchas otras cosas, todavía hay muchas discusiones y creo que eso es importante. Esta semana daré un informe a los parlamentarios de Noruega y mucha gente todavía viene a Nueva York a hablar de la Cumbre.

CN: ¿Qué cambiará con la OIM sumándose al sistema de la ONU?

Karen AbuZayd: Creo que mejorará el trabajo conjunto en migración. La ONU siempre ha trabajado con varias agencias como la OIM y esto fortalecerá la cooperación y también le favorecerá a esa agencia. La OIM asistirá a nuestras reuniones en el terreno y las oficinas. Podremos intercambiar mucha más información.

CN: ¿Qué es la campaña "Juntos" y qué diferencia hace?

Karen AbuZayd: Creemos que puede hacer una gran diferencia. Todos sabemos lo que significa "juntos, respeto, seguridad y dignidad para todos" y esas son las palabras que están en el informe que sirvió de base para la Declaración de Nueva York. Es una campaña contra la xenofobia que lanzó el Secretario General. Esperamos que el nuevo Secretario General la lleve adelante y que la gente piense en ella. Hay mucho interés de agencias de publicidad que quieren ayudar a diseminarla en todo el mundo. También hay interés de los Centros de Información de la ONU. Todos tienen planes para hacer eco al mensaje. Creo que es alentador, hay mucha gente trabajando en la campaña.

CN: ¿Qué significa la Declaración de Nueva York para muchos refugiados y migrantes, sobre todo en los países en desarrollo? ¿Cómo deben interpretarla?

Karen AbuZayd: Hablando específicamente sobre refugiados, la principal meta de la conferencia fue hacer más equitativa la responsabilidad de atenderlos porque actualmente el 86% de todos los refugiados del mundo vive en sólo ocho países. Con frecuencia, los países más pobres tienen el mayor número de refugiados porque son vecinos de las naciones en conflicto. Así que la responsabilidad será más equitativa y predecible para beneficio de todos, de los refugiados y de los países que los acojan.

Con información del Centro de Noticias de la ONU