Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

El cambio climático, una amenaza global

Foto: UNICEF/Sokhin
UN055819.jpg (23 de marzo de 2017).- El cambio climático representa una amenaza sin precedentes a la paz, la prosperidad y a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), alertó este jueves el Secretario General de Naciones Unidas, António Guterres.

"Hacer frente al cambio climático es una oportunidad que el mundo no puede rechazar", dijo en su participación en la reunión de alto nivel sobre el calentamiento global y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible organizada por la Asamblea General de la ONU.

"El cambio climático representa una amenaza sin precedentes y creciente a la paz, la prosperidad y a los ODS", agregó.

Guterres explicó que la concentración de dióxido de carbono en la atmosfera sigue aumentando y ya sobrepasó la barrera de las 400 partículas por millón.

Recordó que 2016 fue nuevamente el año más cálido de la historia y la última década también fue la más cálida registrada hasta ahora, mientras que los glaciares están en el nivel más bajo y los océanos están alcanzando niveles más altos.

El Secretario General afirmó que las actividades humanas están causando un peligroso calentamiento global.

"Esto no es una cuestión de opinión", expuso, al explicar que los científicos de todo el mundo han alertado sobre esta tendencia durante varios años y el trabajo de los expertos fue revisado y aprobado por todos los gobiernos en el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático.

Por lo tanto, Guterres señaló que la seguridad alimentaria está amenazada en varias partes del mundo debido a las sequías, sumándose a la incertidumbre económica por la escasez de los productos básicos que hacen aumentar los precios.

La escasez de agua también afecta a un tercio de la población mundial que vive en zonas impactadas por crisis de recursos hídricos.

El Secretario General advirtió que el cambio climático es una amenaza a los modos de vida, los bienes y a las empresas, incluyendo las aseguradoras, ya que los incendios forestales, las inundaciones y otros fenómenos climatológicos extremos como los huracanes son cada vez frecuentes.

En ese sentido, afirmó que el mundo debe actuar. Las ciudades y las empresas precisan liderar ese cambio global e impulsar el Acuerdo de París adoptado en diciembre de 2015 y ya ratificado por 130 países.

Guterres aseguró que una acción inmediata será mucho más barata que los costos generados en el futuro por la inacción. También consideró que actuar ahora impulsaría un enorme potencial para el crecimiento económico de todas las regiones y de todas las personas.

Indicó que varios países han impulsado proyectos de energía renovable y leyes relacionadas al clima con el objetivo de mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 2 grados centígrados.

La energía solar, agregó, aumentó un 50% en 2016 con el liderazgo de China y Estados Unidos, mientras que la inversión en este sector incrementó un 600% en una década, alcanzando casi los 300.000 millones de dólares.

Por su parte, Patricia Espinoza, Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), afirmó que la acción proactiva al clima y la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible abren importantes oportunidades para las empresas y ofrecen un mercado de oportunidades evaluado a más de 12 billones de dólares.

"Debemos revertir la curva de las emisiones de gases de efecto invernadero, construir sociedades resilientes a los impactos climáticos y reducir el riesgo, limitando el calentamiento global a niveles seguros. Y las políticas que logran estos objetivos deber ser desarrolladas con un enfoque en el bienestar de las personas, una buena administración del planeta y un crecimiento económico responsable", expresó.