Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Ecuador: Seis meses después del terremoto, muchos niños todavía necesitan ayuda

Foto de archivo: UNDAC/Manabí
05-06-2016QuakEcuador.jpg (18 de octubre de 2016).- Seis meses después del terremoto que golpeó a Ecuador en abril pasado, satisfacer las necesidades de los niños que aún viven en refugios informales y zonas rurales sigue siendo un reto importante, afirmó este martes el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Más de 8.800 personas continúan viviendo en albergues temporales, sin condiciones adecuadas de agua y saneamiento. Además, los servicios locales de protección especial necesitan ser fortalecidos, y muchos niños todavía necesitan ayuda para superar el miedo que les impide asistir a la escuela desde el terremoto.

"Tenemos que seguir apoyando a Ecuador en su recuperación. Es crucial que los niños tengan acceso a agua potable y atención médica, y sean protegidos de la violencia ", dijo Grant Leaity, Representante de UNICEF en Ecuador. "Tenemos que construir sobre los éxitos alcanzados hasta el momento".

La respuesta del gobierno nacional ha permitido que el sistema educativo se reactive y que el número de personas en albergues oficiales se reduzca de más de 33.000 a 7.000, debido principalmente a los bonos de vivienda y familias de acogida.

Mediante el apoyo de miles de donantes de todo el mundo, UNICEF ha logrado proveer micronutrientes y vitamina A para 250.000 niños y 26.800 mujeres embarazadas. La deficiencia de vitamina A pone a los niños en riesgo de enfermedades e incluso la muerte.

A su vez, 30.000 tratamientos de Zinc han sido provistos para tratar posibles diarreas agudas. UNICEF ha dotado también de agua potable a cerca de 40.000 personas.

Al mismo tiempo, materiales pedagógicos sobre prevención de zika han sido introducidos en el temario de las escuelas de las zonas afectadas por el sismo.

UNICEF también ha apoyado con materiales educativos a más de 34.000 niños y con espacios temporales para más de 13.000.

La agencia de la ONU señaló que todavía necesita seis millones de dólares para continuar apoyando la respuesta post-terremoto para satisfacer las necesidades inmediatas y a largo plazo.