Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Desechos marinos afectan a más de 800 especies y cuestan millones a los países

Foto de archivo: PNUMA
basura marina.jpeg (05 de diciembre de 2016).- Los desechos marinos afectan negativamente a más de 800 especies animales y causan serias pérdidas para las economías de muchos países , indica un nuevo informe de la ONU publicado este lunes.

El reporte Marine Debris: Understanding, Preventing and Mitigating the Significant Adverse Impacts on Marine and Coastal Biodiversity del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) señala que el número de especies afectadas por los desechos marinos ha aumentado de 663 a 817 desde 2012.

El documento advierte también que este tipo de residuos - la mayoría de ellos están hechos de plásticos - amenazan cada vez más a la salud humana y al bienestar, además de costarle miles millones de dólares a los países cada año.

"Espero que este reporte proveer la información necesaria a los gobiernos para tomar medidas urgentes a fin de hacer frente a los desechos marinos, una de las principales amenazas de los ecosistemas marinos, y apoyar a tener océanos sanos y resilientes como aspectos críticos para lograr un desarrollo sostenible", dijo Braulio Ferreira de Souza Dias, Secretario Ejecutivo del Convenio sobre Diversidad Biológica (CDB).

Los desechos marinos se definen generalmente como cualquier material sólido persistente, manufacturado o procesado que se tira, desecha o abandona en el ambiente marino o terrestre. El 75% de todos los desechos marinos son de plásticos, un contaminante persistente y potencialmente peligroso, que se fragmenta en microplásticos que pueden ser absorbidos por una amplia gama de organismos marinos.

Los principales desechos marinos son envolturas de alimentos, tapas de botellas, popotes (pajillas), bolsas de supermercados, botellas de bebidas y colillas de cigarros. Cinco de estos productos están hechos de plásticos.

Afectaciones al medio ambiente

Las especies marinas y costeras como peces, aves marinas, mamíferos marinos y reptiles, entre otros, son afectadas por estos desechos principalmente por ingerirlos o enredarse en ellos.

De acuerdo con del reporte, el 40% de los cetáceos y el 44% de las especies de aves marinas son afectados por la ingestión de estos desechos.

El plástico es un material muy común en la vida cotidiana de la gente, puesto que 8% de la producción petrolera es usada para hacer productos de plástico. No obstante, muchos de estos productos, como las bolsas de supermercados y envolturas, son desechados después de un solo uso.

El reporte señala que la producción anual de plástico incrementó de manera sustancial en los últimos 60 años, pasando de 1.5 millón de toneladas en 1950 a 288 millones de toneladas en 2012. La producción se lleva a cabo principalmente en Asia, Europa y América del Norte.

Se estima que los 192 países costeros del mundo generaron 275 millones de toneladas de desechos en 2010, de los cuales entre 4,8 y 12,7 millones de toneladas (1,8%-4,6%) terminaron en el ambiente marino.

Impacto económico

Los desechos marinos tienen un efecto adverso en la industrias de pesca comercial, marítima y turística.

El reporte indica también que investigaciones anteriores evaluaron a 13.000 millones de dólares el costo de la contaminación causada por los desechos marinos.

Algunos de los costos incluyen la reparación de daños a los buques, limpieza y disminución de los ingresos turísticos debido a las playas contaminadas y sucias.

También se reportan impactos sociales como los problemas de salud pública e afectaciones a la calidad de vida.

El informe hace recomendaciones para que los gobiernos y los ciudadanos reduzcan los derechos marinos. Algunos de ellos incluyen la reducción de los envases de plástico, la introducción de tarifas para artículos de uso único, la prohibición de artículos como las bolsas de plástico y el apoyo a la innovación para el desarrollo de nuevos materiales totalmente biodegradables.

Además, los gobiernos deben concientizar la población sobre los impactos de los desechos marinos y facilitar las opciones de reciclaje y reuso de estos productos, entre otras medidas.