Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Cuatro países sitúan a la Educación para la Ciudadanía Mundial como piedra angular de sus planes de estudio

Foto: UNESCO
niños unesco.jpg (18 de noviembre de 2016).- Expertos en educación de Uganda, Colombia, Mongolia y Camboya acordaron realizar actividades encaminadas a integrar la Educación para la Ciudadanía Mundial (GCED, por sus siglas en inglés) en sus planes de estudio.

Este acuerdo se llevó a cabo durante un taller pedagógico auspiciado en Ginebra del 8 al 10 de noviembre por el Centro de Asia y el Pacífico de Educación para el Entendimiento Internacional (UNESCO-APCEIU), y la Oficina Internacional de Educación (OIE-UNESCO), al que participaron ocho especialistas de cuatro continentes.

"Habida cuenta de los retos constantes que todos los ciudadanos tienen que afrontar en el mundo de hoy, es más importante que nunca que abordemos mediante la educación las cuestiones esenciales, entre otras los derechos humanos, la paz, la igualdad de género y el desarrollo sostenible. Nos complace que la APCEIU esté a la vanguardia de esta tarea y colabore con nosotros para garantizar que la ciudadanía mundial llegue a ser una piedra angular de los planes de estudio en el mundo entero", dijo Renato Opertti, Coordinador de Innovación y Liderazgo del Programa de evaluación del aprendizaje y los planes de estudio de la OIE.

Los cuatro países, de tres continentes han sentado las bases de la GCED en sus regiones respectivas y presentaron los resultados de un análisis sobre los planes de estudio aplicados, los retos que afronta la GCED y las oportunidades de fortalecerla. El objetivo era elaborar hojas de ruta para fijar los ámbitos de prioridad de los países que orientarán la aplicación en el contexto local. Las actividades acordadas incluyen la sensibilización de los docentes y la promoción de la GCED (Colombia), la capacitación de autores de manuales escolares y de preparadores de planes de estudio (Camboya), el fomento de la formación de docentes, tanto con carácter previo como durante el ejercicio del magisterio (Uganda) y la realización de un inventario de los principales interesados que trabajan en materia de GCED (Mongolia).

"El propósito no era elaborar una 'fórmula perfecta' que pudiera aplicarse en todos los países del mundo. Al contrario, mediante el intercambio de problemas y prácticas eficaces tratamos de ayudar a que cada país elabore su hoja de ruta, que refleje su propio contexto y contribuya a sus propios objetivos", afirmó Opertti.

El vínculo entre los planes de estudio nacionales y los contextos sociopolíticos locales quedó ilustrado por dos ejemplos. El análisis histórico de la elaboración de planes de estudio en Camboya ha influido de manera significativa en los cambios políticos ocurridos en su sistema educativo. Por su parte, los planes de estudios de Colombia muestran una atención preferente a la empatía y el diálogo intercultural, así como al derecho humanitario y la consolidación de la paz, ideas que son especialmente pertinentes para un país que ha experimentado más de 50 años de guerra civil.

Sin importar sus diferencias locales, los cuatro países identificaron retos similares, entre otros la falta de competencias en temas relativos a la GCED, en particular en lo tocante a la carencia de docentes competentes y preparadores de planes de estudio suficientemente calificados.

Los esfuerzos de la APCEIU para crear una red mundial que promueva la GCED mediante iniciativas conjuntas con diversas organizaciones se conjugan con su misión y contribuyen a hacer realidad la Agenda de Educación 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La labor de la OIE en materia de GCED pone de relieve su mandato de fortalecer las capacidades de los Estados Miembros para concebir, elaborar y aplicar planes de estudio que aseguren la equidad, calidad, pertinencia para el desarrollo y eficiencia en el uso de los recursos de los sistemas de enseñanza y aprendizaje.