Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

CEPAL recalca ante OCDE importancia de cambiar el estilo de desarrollo

Foto: Cortesía CEPAL
CEPAL OCDE.jpg
(02 de junio de 2016).- La Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, reafirmó en París que la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible es una oportunidad única para cambiar el estilo de desarrollo y transitar hacia sociedades más productivas orientadas al bienestar de las personas.

En su participación en la Semana de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) 2016 y el Foro Económico Internacional de América Latina y el Caribe 2016, que se llevan a cabo esta semana en la capital francesa, Bárcena insistió en la importancia de la Agenda 2030 para la integración productiva.

Señaló que la integración productiva es uno de los motores de la economía regional y herramienta fundamental para avanzar hacia un crecimiento inclusivo.

Comentó además que la igualdad debe estar en el centro de las estrategias de desarrollo de los países y que para lograrla es necesario transitar por el camino del cambio estructural progresivo y utilizar la Política como instrumento.

"Estamos viviendo un profundo cambio de época. El modelo de desarrollo actual no es sostenible. Si se quiere sacar al mundo del sesgo recesivo en que se encuentra se requiere una acción colectiva y coordinada de la economías para reactivar el crecimiento", indicó Bárcena.

La alta funcionaria de las Naciones Unidas explicó también que existe un desbalance entre el sector financiero y el sector real, ya que si bien sobra liquidez en los mercados - puesto que los activos financieros suman 10 veces más que el PIB mundial - los recursos no están en buenas manos.

En este sentido, Bárcena dijo que programas como el de lucha contra la erosión de la base imponible y el traslado de beneficios (BEPS - Base Erosion and Profit Shifting en inglés), implementado por la OCDE, son muy interesantes.

"Actualmente en América Latina se evaden 320,000 millones de dólares al año. Con eso podríamos financiar la Agenda 2030", dijo.

"La desigualdad es un riesgo que conspira contra la democracia. Debemos movernos de una cultura del privilegio a una cultura de la igualdad. Hay que cambiar la conversación con el sector privado y el sector social", declaró Bárcena, junto con invitar a todos a trabajar por la Agenda 2030.

Bárcena también destacó las coincidencias entre los trabajos de la CEPAL y de la OCDE para otorgar apoyo a los países en la implementación de los objetivos de la Agenda 2030.

"Desde hace años la CEPAL ha abordado los problemas de la región con una mirada integral del desarrollo. Así lo demuestran nuestros últimos documentos institucionales presentados a los países miembros durante las reuniones bienales de la Comisión (los que forman la trilogía de la igualdad) y el más reciente de ellos, Horizontes 2030: la igualdad en el centro del desarrollo sostenible, que acabamos de lanzar en México en el trigésimo sexto período de sesiones", expuso.

"Las Multidimensional Country Reviews (MDCRs) de la OCDE representan instrumentos para transitar hacia el camino correcto de una visión integrada del desarrollo y van en línea con la implementación de la Agenda 2030 y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)", añadió Bárcena.

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL recalcó que la Agenda 2030 presenta múltiples desafíos para su implementación, entre ellos la construcción de una gobernanza global para cerrar asimetrías financieras y tecnológicas entre países, así como la generación de una acción colectiva para bienes públicos globales: crecimiento estable con pleno empleo al mismo tiempo que se preserva la integridad del medio ambiente.

"Los cuatro ejes fundamentales e inspiradores en esta tarea son la igualdad, el cambio estructural progresivo, la relación entre coyuntura y estructura, y una nueva ecuación entre el Estado, el mercado y la sociedad", indicó.