Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

CEPAL apoya diálogo entre Haití y República Dominicana para impulsar cooperación binacional en temas de transporte

Foto cortesía de CEPAL
ScreenShot277.jpg

(25 de agosto de 2016).- Autoridades y funcionarios de los gobiernos de Haití y República Dominicana se reunieron el 26 y 27 de julio 2016 en la ciudad fronteriza dominicana de Jimaní, para exponer y discutir los problemas de transporte terrestre transfronterizo y dar un nuevo y mayor impulso a la cooperación binacional en este tema, con el apoyo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Se trata de un paso fundamental para la integración transfronteriza entre ambos países, indispensable para lograr un progreso tangible y sostenible en la lucha contra la pobreza y la inseguridad y poner fin a la marginalización y aislamiento de las poblaciones más vulnerables dentro de la isla que comparten.

La reunión, en la cual participaron representantes de las secretarías técnicas de la Comisión Mixta Haitiano-Dominicana (STCMB), la Comisión Presidencial para la Modernización del Transporte en Común de Haití (CNMTC) y la Comisión Técnica de Fronteras (CTF), contó con el apoyo de expertos de la División de Recursos Naturales e Infraestructura de la CEPAL.

Al encuentro asistieron el Secretario de Estado de Transporte de la República de Haití, Wilson Edouard, la Coordinadora Técnica de la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Mixta Bilateral Dominico-Haitiana dependiente del Ministerio de Relaciones Exteriores de República Dominicana, Marisol Difo, y más de 50 representantes de los sectores públicos y privados de ambos países, incluyendo varias instituciones haitianas, como la Dirección general de Impuestos (DGI), la Aduana, la Autoridad Nacional Portuaria (APN) y sus homólogos dominicanos.

Fue precedido por reuniones preparatorias en Puerto Príncipe y Santo Domingo a principios de junio que involucraron a los sindicatos de transportistas de los dos países, con el fin de abordar los problemas que afectan al sector transporte.

Los participantes asistieron a presentaciones técnicas sobre el desempeño de la logística y la facilitación del transporte terrestre y los avances en el desarrollo de políticas nacionales de transporte y de logística. Asimismo, intercambiaron visiones sobre cuestiones económicas, sociales y ambientales relacionadas con el transporte transfronterizo.

En el encuentro los participantes hicieron comentarios y aportes preliminares sobre el posible contenido de un protocolo bilateral del transporte terrestre, cuyo objetivo es la armonización del transporte y los intereses de los diferentes actores que operan en este sector, fortalecer la dinámica del comercio transfronterizo, y mejorar el flujo y la seguridad de las operaciones en ambos lados de la frontera.

Al cierre de la última sesión, Wilson Edouard felicitó a los participantes por su contribución al proceso de facilitación del transporte terrestre entre los dos países, lo que permitirá avanzar con la propuesta del protocolo bilateral.

Como parte integral del diálogo, el 28 de julio, se realizó un encuentro entre la delegación de la CEPAL, el Secretario de Estado de Transporte de Haití y representantes de los sindicatos haitianos, en la oficina de la CTF en Puerto Príncipe. Su objetivo fue determinar las próximas etapas a fin de continuar las consultas, la construcción de propuestas para la organización del sector de transporte de Haití (particularmente en la frontera), establecer nuevas estrategias para la modernización de los equipos y vehículos de los transportistas, e identificar las necesidades para mejorar la formación de los sindicalistas-transportistas.

Por su parte , los miembros de la Federación Nacional de Transportistas Dominicanos (FENATRADO) elaboraron una declaración que propone la creación de una entidad binacional de transporte.

Los participantes en el encuentro de Jimaní y en las reuniones en Puerto Príncipe expresaron que estas iniciativas son de suma importancia para mejorar el clima de negocios en la frontera y constituyen un paso significativo en los esfuerzos para luchar contra el tráfico ilícito y el contrabando.