Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Ban Ki-moon da a Venezuela y Guyana un año para resolver controversia sobre sus fronteras comunas

Foto: ONU
Ban-Ki-moon.jpg (16 de diciembre de 2016).- El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, informó este viernes a los Presidentes de Guyana, David Granger, y de Venezuela, Nicolás Maduro sus conclusiones sobre cuáles son los pasos a seguir más apropiados para la solución de la controversia entre los dos países sobre sus fronteras.

Hace cincuenta años, poco antes de la independencia de Guyana en 1966, se firmó el Acuerdo de Ginebra con el objetivo de resolver amistosamente la controversia que surgió como resultado de la contención de Venezuela que el Laudo Arbitral del 1899 sobre la frontera entre Venezuela y lo que hoy es Guyana era nulo y sin efecto.

El Acuerdo de Ginebra de 1966 otorgó al Secretario General de las Naciones Unidas el poder de elegir entre los medios de solución pacífica contemplados en el Artículo 33 de la Carta de las Naciones Unidas.

En el marco del Acuerdo de Ginebra, durante los últimos 25 años se ha llevado a cabo un Proceso de Buenos Oficios bajo el Secretario General para encontrar una solución a la controversia. Hasta la fecha, este proceso ha contado con la participación de tres Representantes Personales del Secretario General. A pesar de estos esfuerzos, no ha sido posible superar las diferencias sustantivas entre las partes.

Ban Ki-Moon concluyó que el presente Proceso de Buenos Oficios, que ha sido llevado a cabo desde 1990, continuará por un último año, hasta el fin de 2017, con un mandato reforzado de mediación.

También llegó a la conclusión de que, si hacia fines de 2017, el Secretario General concluyera que no se ha logrado un avance significativo hacia un acuerdo completo para la solución de la controversia, elegirá la Corte Internacional de Justicia como el próximo medio de solución, a menos que los Gobiernos de Guyana y Venezuela, en forma conjunta, solicitaran que se abstenga de hacerlo.

El Secretario General discutió estas conclusiones con el Secretario General designado, António Guterres, quien expresó su concurrencia con éstas.

Por lo tanto, el Secretario General designado nombrará, poco después de asumir sus funciones el 1 de enero de 2017, un nuevo Representante Personal para llevar adelante en su nombre el Proceso de Buenos Oficios.

El último Representante Personal del Secretario General, Norman Girvan, falleció en abril de 2014. Desde entonces, el Secretario General ha realizado intensos esfuerzos al más alto nivel para encontrar el camino más conducente para llegar a una solución de la controversia.