Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Ataques a la Comisión anticorrupción agravan crisis política en Guatemala

Foto: #JusticiaYa
Guatemala 2.png (28 de Agosto de 2017).- La decisión del presidente Jimmy Morales de expulsar a Iván Velásquez, jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), entidad respaldada por la ONU, han desencadenado una crisis política en el país centroamericano.

La medida anunciada por Morales está relacionada con la decisión de la CICIG de lanzar una nueva investigación sobre las irregularidades en la financiación de las campañas electorales.

La Fiscal General de Guatemala, Thelma Aldana, y la CICIG informaron el jueves 24 de agosto que actualmente están investigando posibles irregularidades en el financiamiento de las campañas durante las elecciones de 2015, y que los fiscales están tratando de remover la inmunidad del presidente Morales.

Según la investigación, el partido FCN-Nación, del cual Morales era secretario general en 2015, cuando ganó la elección presidencial, recibió fondos anónimos de empresarios que no los declaró, tal como fue detectado por el Tribunal Supremo Electoral. "Eso se llama financiamiento anónimo, porque no hay nombres y eso nos puede llevar por ejemplo a un lavado de dinero", ha asegurado la Fiscal General Thelma Aldana.

El viernes 25 de agosto, el Presidente Morales se reunió con el Secretario General de la ONU, António Guterres, en Nueva York. En el encuentro, Guterres reiteró el compromiso de las Naciones Unidas con la lucha contra la impunidad y la corrupción y el apoyo de la Organización al mandato de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala. El Secretario General también reiteró su confianza en el jefe de la CICIG, Iván Velásquez.

Dos días después, el domingo 27 de agosto, el presidente Morales anunció, a través de un mensaje en su cuenta Twitter, que había declarado a "persona non grata" a Velásquez, y que este sería expulso de Guatemala. Pocas horas después, la orden de expulsión fue bloqueada por la Corte Constitucional del país.
El Secretario General de la ONU se dijo "chocado" con la noticia de la expulsión de Velásquez y que esperaba que él fuera tratado por las autoridades guatemaltecas con el respeto debido a sus funciones como funcionario internacional.

"Bajo el liderazgo del Comisionado Velásquez, la CICIG ha hecho una contribución decisiva al fortalecimiento de las instituciones del sector judicial en Guatemala, ayudando a garantizar la justicia en numerosos casos", declaró el vocero del Secretario General. "El Sr. Velásquez ha trabajado incansablemente para promover una cultura que defienda el imperio de la ley y rechace la corrupción. El Secretario General ha reiterado reiteradamente su plena confianza en el Comisionado Velasquez".

La Unión Europea, Estados Unidos, Canadá, Suecia, entre otros países, expresaron su apoyo a la CICIG, mientras Estados Unidos advirtió al gobierno que el despido del Sr. Velásquez conduciría a una reducción de la ayuda estadounidense para Guatemala. En la Ciudad de Guatemala, hubo manifestaciones de protesto en apoyo a la CICIG y su papel en el sistema de justicia.

La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) fue creada el 12 de diciembre de 2006, por medio del acuerdo firmado entre las Naciones Unidas y el Gobierno de Guatemala.

La CICIG fue establecida como un órgano independiente de carácter internacional, cuya finalidad es apoyar al Ministerio Público, la Policía Nacional Civil y a otras instituciones del Estado, con el objetivo de fortalecer a las instituciones judiciales para que puedan enfrentar casos complejos y combatir a la impunidad.

El magistrado colombiano Iván Velásquez dirige la Comisión desde 2013.