Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

PMA y Vicepresidencia firman convenio para mejorar la vida de personas que viven con VIH

Foto cortesía de: Naciones Unidas República Dominicana
2118_640x480_scaled_0742708001462304227.jpg (03 de mayo de 2016).- Más de 130 mil niños, niñas, adultos mayores y mujeres con VIH que viven en pobreza mejorarán su estado nutricional gracias los suplementos nutricionales y alimentos fortificados que recibirán del Progresando con Solidaridad (Prosoli) y del Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Informó que miles de niños, niñas y embarazadas reciben los micronutrientes y alimentos fortificados en 1,300 Unidades de Atención Primaria (UNAP) en todo el país.

Precisó que 78,882 menores de cinco años reciben los micronutrientes en polvo Chispitas Solidarias, y que 12,000 embarazadas y en periodo de lactancia reciben el alimento fortificado Progresina, así como 40,000 adultos mayores y 2,000 mujeres y sus hijos viviendo con VIH.

Señaló que el pacto es el adenda del convenio que mantienen las entidades desde el año 2013, el cual tiene el objetivo de potenciar el impacto social y la lucha contra la pobreza, contribuyendo a mejorar el estado nutricional de los niños y niñas entre cero y cinco años y las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, así como adultos mayores, mediante la implementación de un componente de nutrición y alimentación saludable que permita el empoderamiento y desarrollo comunitario.

De su lado, el representante del PMA señaló que ese organismo apoya los esfuerzos del Gabinete de Políticas Sociales mediante la implementación de un componente de nutrición que forma parte de Prosoli, en el cual se integran acciones que corresponden a la cadena causal de la malnutrición.

"Reiteramos nuestras felicitaciones a la excelentísima doctora Margarita Cedeño, vicepresidenta de la República, quien con su firme convicción de erradicar el hambre en el país ha logrado desarrollar un programa a través del cual se integran un conjunto de acciones cuyo impacto reverbera en la población de más bajos ingresos del país, y será referente para los años venideros en la República Dominicana", indicó.

Dijo que la iniciativa pretende atacar la deficiencia de micronutrientes, conocida como hambre oculta, que representa un problema de salud principalmente infantes menores de cinco años y las mujeres en edad reproductiva.

El componente nutricional de Prosoli también persigue contribuir al aumento de la tasa de lactancia materna exclusiva hasta el sexto mes y continuada con alimentación complementaria hasta los dos años; lograr cambios de actitudes y prácticas de alimentación y nutrición e incrementar los conocimientos de la comunidad sobre una alimentación saludable mediante el fortalecimiento de las acciones de capacitación, comunicación y participación comunitaria del eje de educación nutricional.

Además persigue contribuir al aumento del cumplimiento a las corresponsabilidades en salud que exige Prosoli, mediante el fortalecimiento de la calidad del monitoreo del crecimiento y desarrollo de los niños menores de cinco años, en coordinación con el programa de Vigilancia Nutricional del Ministerio de Salud (MSP).

Con información de Naciones Unidas República Dominicana