Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Violencia de género, mirada joven a través de las cámaras

descarga.jpeg

(4 de mayo de 2015).- Cada vez más la violencia de género, sexual, física, o incluso simbólica aparece como tema en audiovisuales dirigidos por jóvenes Cubanos, pero especialistas llaman a desmontar los presupuestos desde donde parten esas propuestas para que cumplan una función real de denuncia sobre un tema a menudo naturalizado, o abordado desde estereotipos patriarcales.

Para la experta en género y cine Danae C. Diéguez, es necesario "buscar una representación de la violencia de género que vaya más allá del reflejo acrítico y articule un punto de vista capaz de reaccionar contra las inequidades", explicó a este servicio.

En los centros educacionales no suelen existir mecanismos claros para denunciar ese tipo de abusos, porque, en primer lugar, ocurren en coyunturas que se consideran indisciplinas graves y que las propias estudiantes no denuncian por miedo al castigo, como salir de los dormitorios en la madrugada, por solo citar un ejemplo.

Además, especialistas confirman que, como norma generalizada, las víctimas de violación rara vez denuncian los hechos.

Cada vez más, en encuentros científicos, talleres y hasta trabajos publicados por este mismo servicio se reconoce que el tratamiento del tema de la violencia de género ha avanzado desde la invisibilidad casi total, hasta una presencia a menudo reiterativa, pero poco sustanciosa.

Otro consenso compartido es que resulta vital capacitar y sensibilizar a artistas, periodistas y profesionales de cualquier rama de la comunicación en los presupuestos de las teorías de género, ante el reto de tratar temas tan complejos como el de la violencia.

Imprescindible es el empeño de modificar valores, la teoría de género permite adentrarse en el significado que las sociedades dan al hombre y a la mujer en el contexto de la cultura, los credos, la diversidad sexual, la raza, la época y las discapacidades.

En pocas palabras, ayuda a realizar un análisis integral y más abarcador de la sociedad y a profundizar en los orígenes de fenómenos como el machismo, todavía tan naturalizados y que muchas veces cuesta identificar.