Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Rememoran en La Habana natalicio del cuarto descubridor de Cuba

NJimenez.jpg

(22 de abril de 2015).- Con un conversatorio sobre la expedición en canoa del Amazonas al Caribe, liderada por el reconocido espeleólogo cubano Dr. Antonio Núñez Jiménez, miembros de la Sociedad Cubana de Espeleología, de la Sociedad Cubana de Geografía y participantes en aquella hazaña celebraron el lunes el 92 cumpleaños del insigne científico y el Día del Geógrafo Cubano.

La actividad, conducida por la presidenta de la Fundación Antonio Núñez Jiménez, Liliana Núñez Jiménez, y su vicepresidente, Ángel Graña González, contó además con la presencia de embajador de Colombia en Cuba, Gustavo Adolfo Bell Lemus, la Oficial a cargo interina de la Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe de la UNESCO, Olga Rufins, representantes de organizaciones de la sociedad civil y familiares de quien es considerado el "cuarto descubridor de Cuba".

Durante su intervención, Graña González resaltó los fuertes vínculos que unieron a Núñez Jiménez y la UNESCO desde 1949, cuando este fuera designado Secretario fundador de la Comisión Nacional Cubana de la UNESCO.

Asimismo, dijo, la Organización apoyó al mencionado científico en la preparación y publicación del libro Petroglifos del Perú (UNESCO, 1986) y contribuyó, un año más tarde, a la coordinación de la expedición, desarrollada en el marco del V Centenario del encuentro entre las culturas europea y americana.

Entre 1987 y 1988, científicos y exploradores de Cuba, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, Puerto Rico, República Dominicana y Venezuela recorrieron cerca de 17 mil 422 kilómetros a lo largo de 20 países con el objeto de demostrar los posibles desplazamientos migratorios de los habitantes de la América precolombina, así como profundizar en el conocimiento de las culturas del subcontinente. Una flotilla de canoas, construidas a la usanza indígena, sería el medio de transporte elegido para recorrer las cuencas de los ríos Orinoco y Amazonas, y explorar las aguas del mar de las Antillas.

La documentación recopilada durante el mítico viaje, que incluye fotos, cassetes de videos, cartas, libros y mapas, fue incorporada en 2010 al Registro Regional del Programa Memoria del Mundo de la UNESCO, en atención a su valor patrimonial para los pueblos latinoamericanos y caribeños.