Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

UNICEF y la UE fletan dos aviones con 80 toneladas de ayuda humanitaria para Nepal

05-05-2015Nepal_Aid.jpg

(05 de mayo de 2015).- El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), con la colaboración de la Unión Europea (UE), enviará 80 toneladas de materiales de ayuda para atender las necesidades de emergencia de los 1.7 millones de niños afectados por el terremoto del 25 de abril en Nepal.

"UNICEF ha respondido de manera instantánea a las necesidades causadas por este seísmo devastador", dijo la directora regional de la organización para el sur de Asia, Karin Hulshof. Estos suministros garantizan la continuidad de los servicios de salud y mantienen en funcionamiento los hospitales, señaló la directora, que ha insistido que la ayuda llegará a "los más vulnerables, heridos y a los que necesitan ayuda médica urgente".

Según una actualización emitida hoy por UNICEF, los fondos para fletar los vuelos de UNICEF proceden de la ayuda humanitaria aprobada por la Comisión Europea para ayudar a Nepal tras el terremoto, que ya se ha cobrado la vida de más de 7,000 personas.

La UE y los Estados miembros han aportado unos 400 millones de euros de ayuda humanitaria de forma conjunta para Nepal.

El primero vuelo, con 40 toneladas de ayuda de primera necesidad, aterrizó hoy en Katmandú, la capital de Nepal. El segundo, con otras 40 toneladas, saldrá de Dubai esta semana.

Cada vuelo lleva agua, equipos de potabilización y kits de higiene, para reducir la amenaza de un brote de enfermedades causadas por el agua.

"Cuando ocurre un desastre así, la ayuda se necesita con urgencia. La alianza entre la UE e UNICEF ha sido capaz de reaccionar con rapidez, repartiendo suministros vitales a aquellos que los necesitan cuando la logística es extremadamente complicada", dijo el director general del Departamento de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comisión Europea (ECHO), Claus H. Sorensen. "Nuestra contribución jugará un papel importante en ayudar a las comunidades más vulnerables en Nepal".

Además, UNICEF también se ha asociado con el ministerio de Salud de Nepal y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para impulsar una campaña de vacunación de emergencia, con la que pretenden alcanzar a medio millón de niños, conforme aumentan los riesgos de una epidemia de sarampión en los campamentos de refugio que se han levantado espontáneamente.

"El sarampión es muy contagioso y puede ser letal, y tememos que se pudeda contagiar con mucha rapidez en las condiciones a menudo hacinadas en los campamentos improvisados donde están viviendo muchos niños", dijo el representante de UNICEF en Nepal, Tomoo Hozumi. "Llevamos décadas tratando de eliminar el sarampión en Nepal. A menos que actuemos ahora, existe un verdadero riesgo de que vuelva a surgir como una gran amenaza para los niños, lo que supondría un duro golpe a todos nuestros esfuerzos colectivos".

Según las cifras disponibles antes del terremoto, alrededor de uno de cada 10 niños en Nepal no había sido vacunado contra el sarampión. Esto, sumado a los efectos de la falta de refugio y equipos de saneamiento, hace que los temores de una epidemia sean mayores.